Tras cierre de 900 escuelas en LA muere estudiante de origen mexicano

2749
Le han llovido críticas al Departamento de Policías de Los Ángeles (LAPD) y a sus servicios de inteligencia locales, quienes decidieron cancelar clases.

Este accidente se dio después de que las autoridades locales alertaron tardíamente a las escuelas sobre la cancelación de clases

 

 

Es de origen mexicano la única víctima de la confusión estudiantil de Los Ángeles. Ante una amenaza de explosivos se cancelaron todas lasclases en las 900 escuelas de la ciudad, pero no fue un ataque terrorista, sino un conductor despistado, desorientado por el caos, quienatropelló y mató al joven de 17 años.

Este accidente se dio después de que las autoridades locales alertaron tardíamente a las escuelas y padres de familia sobre la cancelación de clases.

"La decisión de cerrar la escuela (por parte de las autoridades) nos llegó muy tarde. Por eso la gente todavía iba rumbo a la escuela”, lamentó Tony Torres, directivo de la Los Angeles International Charter High School, preparatoria donde estudiaba el joven, según una nota de L.A. Times (http://goo.gl/Ecuixr)

El conductor de 27 años que atropelló al joven estaba “muy distraído sobre lo que había sucedido, como cualquiera lo hubiese estado”. Después de arrollarlo, se detuvo e intentó darle auxilio pero murió a pocas cuadras de su escuela, dijo la detective Meghan Aguilar.

La hermana del fallecido estudiaba en su misma preparatoria; Los Angeles Times reporta a tres días de las celebraciones religiosas de la Virgen de Guadalupe que “su papá la iba a recoger hoy después de que regresara de un viaje religioso (mission trip) en México”.

El 94.6 por ciento de los 202 estudiantes de esta escuela ubicada en el noroeste de Los Ángeles se consideran latinos o hispanos, la mayoría de ellos  mexicanos, quienes residen en los barrios de alto nivel de criminalidad, pobreza y segregación racial de Highland y Cypress Park, Lincoln Heights y El Sereno (http://goo.gl/nYpylh).

Le han llovido críticas al Departamento de Policías de Los Ángeles (LAPD) y a sus servicios de inteligencia locales, quienes decidieron cancelar clases mientras que su contraparte neoyorquina (NYPD), al recibir una amenaza similar, la catalogó como falsa, genérica e invalida y no cancelaron ninguna clase.

El comisionado policiaco Bill Bratton y el alcalde neoyorquino, Bill de Blasio pidieron no “exagerar” (overreact) con sus acciones y las autoridades federales, el Comité de Asuntos Internacionales de la Cámara de Diputados, determinó que se trata de una “farsa” (hoax).

Brad Sherman, ex encargado del subcomité de terrorismo, ahora con otro puesto dentro de este comité, dijo que este email amenazante pudo haber sido escrito por un “bromista” (pranker),  con “falta de credibilidad”, ignorante del Islam, faltas de ortografía, referencias pornográficas y que cualquier idiota o “persona de Nebraska lo pudo haber escrito”.

Paul Krekorian, del concilio del ayuntamiento de Los Ángeles, cerró: “Si (esta amenaza) resulta ser una farsa, habrá costado millones de dólares y es indignante. A alguien se le tiene que responsabilizar y debe ser llevado a la justicia”. (Excélsior)

No hay publicaciones para mostrar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here