HomeColumnasCavilando en el tronoParamédicos ¿crudos?

Paramédicos ¿crudos?

Recuerdo cuando cursaba mi educación primaria, asistía a una modesta y céntrica escuela pública, con instalaciones pequeñas, y con un personal muy amable, maestros dedicados, e intendentes que hasta el día de hoy los recuerdo, Don Fernando y Doña Tere.

Viene a mi memoria, que en la clase de civismo nos enseñaban a respetar a nuestras autoridades, a nuestros lábaros patrios; el escudo, la bandera y el himno nacional, pues se suponía que para eso hacíamos honores a la bandera cada lunes, en donde cantábamos también el himno al estado de Tamaulipas y prestábamos juramento a la bandera.

Lo anterior, es porque mi generación creció así, fuimos de los que íbamos a ver los desfiles del 16 de septiembre y del 20 de noviembre y saludamos a los bomberos, paramédicos, soldados, policías y cuanta autoridad pasaba por la calles del centro, como si los conociéramos, pues algunos queríamos ser como ellos cuando fuéramos grandes.

Después con el paso de los años, empecé a trabajar como reportero de nota blanca, nota roja, radio y televisión, y así, logré tener más contacto con policías federales, estatales, agentes ministeriales, agentes de tránsito, paramédicos, bomberos, ángeles verdes, y todo lo que represente alguna autoridad, regularmente tengo contacto con ellos, inclusive yo mismo soy egresado de la ENAPROC y estuve como voluntario en la ciudad de México tras el terremoto del 19 de septiembre, donde pude ayudar en las tareas de rescate y de análisis estructural, y regrese a casa contento de haber aportado mi granito de arena, cuando el país lo necesitaba.

Conozco, ex policías estatales y federales, ex tránsitos, ex paramédicos, ex doctores, ex policías ministeriales, y como en todo, los hay buenos y malos, regulares y excelentes, algunos amaron la profesión y vivir para servir y otros encontraron en ahí el sustento
familiar.

En mis años como reportero he aprendido, que hay mucha gente comprometida con su profesión, en el caso de los paramédicos – Que conozco varios – eh visto de primera mano el sacrificio de muchos, para poder lograr ser Técnico en Urgencias Médicas, dejar atrás sus
familias y seres queridos, perderse fiestas familiares, cumpleaños, bodas, días festivos, navidades, trabajando en guardias largas que pueden ser de ocho horas o más, siempre con la misión de salvar vidas y servir a la comunidad, sin importar la condición climática o
si es de día o de noche.

Tengo amigos que son paramédicos con muchos años de experiencia, y el común denominador, es que para convertirse en paramédico hay que hacerlo con vocación, sacrificio, pundonor, y con la misión de dar algo hacia el prójimo, sin esperar nada, tan solo por la satisfacción de hacer algo cuando nadie hace nada, poder salvar una vida y regresar a casa sano y salvo, a descansar para después volver a empezar otra jornada más ayudando a los demás.

Ser reportero es uno de los trabajos más nobles, mal pagados, arriesgados, sin garantías, y a veces hasta sin prestaciones, pues vivimos en una zona silenciada, -al menos así le llaman los que saben- siempre con la misión de informar y fomentar en usted amable lector, un criterio propio en torno a un tema, o hecho sucedido dentro de nuestra comunidad.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Candidato

Américo Villarreal Anaya es, desde que ganó un escaño de mayoría en el Senado, el aspirante natural de Morena a ...

NI CACERIA DE BRUJAS, NI ESPECTACULO, NI CIRCO.

ANDRES MANUEL LOPEZ OBRADOR, el presidente electo de México, ayer le dedicó 12 horas a Tamaulipas. La nave que lo ...

AMLO SE VISTE DE AZUL

Muy fructífera resultó la visita que el Presidente Electo de México, ANDRES MANUEL LOPEZ OBRADOR, realizó a Tamaulipas este miércoles, ...