Las aspiraciones se acarician en privado.

Opinión Pública
Por Felipe Martínez Chávez

1926

No se necesita preguntarles para saber que piensan jugar “más arriba” cuando llegue el momento. Quieren el Gobierno del Estado (por dos o cinco años) en el 2022.
Nunca como ahora se habían perfilado con tanto tiempo figuras en los dos partidos con mayor clientela electoral en Tamaulipas, PAN y MORENA. A tres años de distancia disimulan sus aspiraciones.
Como el ritual priísta ha quedado atrás, es tema para los investigadores quién de los contendientes finalmente se sacará la lotería allá por diciembre del 2021, para ser candidato ¿o candidata?, que no significa que vayan a ganar.
En MORENA hay dos cartas de cajón: HECTOR MARTIN GARZA GONZALEZ, el popular Guasón, secretario de Administración de la Secretaría de Educación, y AMERICO VILLARREAL ANAYA, quien ahora cobra de Senador.
Hemos manifestado que el primero está en los afectos del Presidente que, si bien afirma que nunca meterá las manos, al final del día tendrá que dar su consentimiento en las candidaturas.
Las aspiraciones se acarician en privado. Ya vendrán las reglas del juego.
El Guasón solo recuerda que varios ex presidentes llegaron al cargo después de cruzar por oficialías mayores: LOPEZ PORTILLO, ECHEVERRIA y DIAZ ORDAZ (en Gobernación), RUIZ CORTINES, por mencionar los últimos.
Tiene razón el hombre.
Hay que anotar que el sucesor de ECHEVERRIA, LOPEZ PORTILLO, llegó al gabinete en 1970 como Subsecretario del Patrimonio Nacional, pasó por la CFE y hasta la jefatura de Hacienda y candidato.
Los políticos nunca se imaginaron que Jolopo se quedaría con el premio mayor.
En Tamaulipas nadie conoce mejor a LOPEZ OBRADOR que GARZA GONZALEZ, sabe lo que le gusta y disgusta, lo que quiere y desaprueba. En un momento será factor de decisión.
Otro elemento menos conocido pero igual realiza tremendo trabajo en la proyección de las políticas pejistas, es el doctor FAUSTINO LOPEZ VARGAS, representante del Movimiento Nacional por la Esperanza y suplente de VILLARREAL ANAYA.
Una versión que parece ser “grilla barata” dice que AMERICO solicitó en la Cámara la eliminación del suplente, por aquello de que le anda “pisando los talones”.
Otra más, esta sí que parece algo creíble, es que el hijo del ex Gobernador fue “palomeado” como candidato por influencia de su colega LOPEZ VARGAS, el auténtico amigo de  AMLO.
El que anda muy lejos del epicentro político es Don RODOLFO GONZALEZ VALDERRAMA, director de Radio y Cinematografía. Pero no hay que descartarlo.
La jerga política dice que al Presidente nunca se le dice que no, y menos cuando se trata de una chamba, por menos interesante que parezca.
Condenados al ostracismo algunos alcaldes, cuyos amigos tratan de proyectar en medios: De Madero, ADRIAN OSEGUERA KERNION, y de Matamoros, MARIO LOPEZ HERNANDEZ. Pasarán inadvertidos.
Cuando llegue la sucesión ya no serán presidentes municipales y, si realizan una mala labor, como han comenzado, terminarán el trienio como apestados (ejemplo de ANDRES ZORRILLA y “Chuchín” DE LA GARZA (Madero y Matamoros, respectivamente).
No los conocen ni en la tierra que administran y, si salen a hacer “roncha” por el resto de los municipios, se toparán con los demonios del fuego amigo.
En cambio AMERICO, su sucesor FAUSTINO y El Guasón, seguirán vigentes durante el sexenio. Pueden moverse libremente.
HECTOR MARTIN les lleva ventaja: Ya fue candidato al gobierno, “dedeado” por su amigo LOPEZ. Puede darle la segunda oportunidad.
Si hablamos del establo azul, hay dos vertientes: Si el Gobernador pone candidato o se lo nombra el comité nacional. Son las rutas que inventó el PRI en sus mejores tiempos.
Suena lógico que el candidato sería ISMAEL GARCIA CABEZA DE VACA, el senador, quien de paso ha tenido una buena actuación legislativa. Arrastraría consigo a la médula partidista en la que ha estado relacionado junto con FRANCISCO ELIZONDO SALAZAR, el líder.
Cabalgando como el que mejor sabe construir futuros, el secretario General de Gobierno, CESAR AUGUSTO VERASTEGUI. Ha demostrado sabiduría política, es organizado, empeñoso. Con inteligencia ha creado la más grande estructura que pudiera servirle en un momento dado, incluso sin el respaldo de su partido.
Negociador nato, fue el creador del equipo que evitó que Tamaulipas se pintara totalmente de Morena en sus ayuntamientos en el 2018. Con sus buenos oficios les pegó el terremoto pejista, pero con menor intensidad a la esperada.
Es el responsable de la política interior y tiene consigo a los actores no solo de su propio partido, sino de otros. Con su “olfato”, que alcanza años de distancia, ya percibió que lo más conveniente para Acción Nacional, en la sucesión, es un ejecutivo de dos años.
Ahí están además los consejeros nacionales por Tamaulipas ¿quién los puso?: ADRIANA ROCHA SOBREVILLA, SONIA TAMEZ GONZALEZ, GUILLERMINA PERALES LOPEZ, SILVIA AGUILAR OROZCO, HOMERO FLORES ORDOÑEZ, CESAR RENDON GARCIA, FRANCISCO GARZA DE COSS y ARTURO SARRELANGUE MARTINEZ.
Si en un momento fallan las perspectivas de los dos primeros, ahí está puesto, en el mismo establo, GERARDO PEÑA FLORES, el dos veces ex secretario de la SEBIEN.
De los demás, no ha crecido el neolaredense ENRIQUE RIVAS ORNELAS. Le falta cabeza para ponerse en el camino de la bendición. Encerrado en la esquina noroeste, pasó de noche sus primeros dos años de administración. Muy verde para hacer política de altura.
Por la parte externa cabalga en primer lugar MAKI ESTHER ORTIZ, la presidenta de Reynosa, siempre rebelde. Va por su segundo periodo. Ha dicho a su círculo privado que hará precampaña por todo Tamaulipas. No ha comenzado.
Cundieron rumores que CARLOS ENRIQUE CANTUROSAS VILLARREAL se iba con MORENA. Sin embargo sigue apareciendo en el Padrón Nacional de Militantes del PAN, lo mismo que sus hermanas CARMEN LILIA, CYNTHIA EDITH y MARIA CLAUDETTE. En última instancia podría ir como externo.
LETICIA SALAZAR VAZQUEZ, ex presidenta de Matamoros, ha caído en la desgracia política. El amor y el peso de sus yerros le están cobrando facturas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here