Las encuestas no son confiables.

Opinión Pública
Por Felipe Martínez Chávez

3371

En 2018, antes de las elecciones federales y de alcaldes, en Tamaulipas se realizaron ocho encuestas con el visto bueno del IETAM. Ninguna le atinó al ciento por ciento en los resultados en las urnas.
No hay que creerles mucho a los sondeos demoscópicos. Por conveniencia u omisión se pueden equivocar quienes las realizan, o simplemente el respetable cambia de parecer al estar frente a las urnas.
En el presente proceso no hemos visto un abundante ejercicio de predicciones como en otros años ¿falta de recursos? ¿temor a la fiscalización del INE?, no lo sabemos, pero algo hay de eso. Les quedan (a los actores) unos cuantos días para difundir intenciones de sufragio.
Por lo general las empresas no hacen un trabajo de a gratis. Por eso se afirma que la encuesta es de quien la paga.
Decimos que no siempre le atinan. El ejemplo clásico es el que se dio en Matamoros para la renovación del ayuntamiento el año próximo pasado, a la par que presidente, senadores y diputados federales.
Las empresas Hora Cero, Arias Consultores, Marketing & Estrategias y El Tostón, colocaron en tercero de probabilidades de ganar al candidato de MORENA, MARIO LOPEZ HERNANDEZ. Sin embargo es el que cobra como presidente.
Levantadas en los primeros días de junio del 2018, HC hacía ganador a JESUS DE LA GARZA DIAZ DEL GUANTE, del PRI; Arias al panista CARLOS GARCIA GONZALEZ, lo mismo que Marketing y Tostón.
Parecido sucedió en Victoria donde OSCAR ALMARAZ SMER, aspirante por la reelección, se perfilaba como el ganador: HC le daba el 47.3 por ciento; Marketing el 35.7 y El Tostón el 31.4. En cambio Arias hacía triunfador a XICOTENCATL GONZALEZ URESTI, quien finalmente es el inquilino del edificio del 17 Hidalgo.
En Río Bravo los especialistas en medir la opinión pública decían que repetiría como presidente JUAN DIEGO GUAJARDO ANZALDUA, pero ganó CARLOS ULIVARRI.
Madero es otro caso que necesita ser analizado por los expertos. Por ejemplo, Arias le daba un triunfo con el 59 por ciento de los votos, frente a un 42.5 del morenista ADRIAN OSEGURA KERNION, pero ganó este último.
Más antes, en 2016 fueron 12 las encuestas que realizaron Blanco y Asociados, Mitofsky, Berumen, Hora Cero, El Tostón, BPIA (Gabinete de Comunicación Estratégica), GII360 Grupo Impacto, El Horizonte y María de las Heras (en trabajo para la compañía Editorial Mexicana).
Esta última, según su informe rendido ante el Instituto Electoral, llegó a gastar hasta 290 mil pesos en su trabajo de investigación, en tanto que Mitofsky 278 mil. Hicieron completo su trabajo, de profesionales.
Para la gubernatura, De las Heras le daba (a mayo del 2016) una posibilidad de triunfo del 46 por ciento al priísta BALTAZAR HINOJOSA OCHOA, frente a un 40 del panista FRANCISCO GARCIA CABEZA DE VACA.
Según el documento, “El Bacha” abanderaba todo: Sería el mejor gobernador, el candidato más pendiente de los problemas de la gente, al que incluso los ciudadanos le tenían confianza para encargarle el cuidado de sus hijos. Así de esas.
Por su parte Mendoza le daba a BALTAZAR una preferencia del 52 por ciento, frente a un 37 de CABEZA DE VACA.
Es interesante, pero mejor dejemos el tema. Si bien son esperados más sondeos en los siguientes siete días, la verdadera encuesta será la votación de los tamaulipecos el próximo dos de junio.
No quiere decir que las encuestadoras se equivoquen todas o tengan que favorecer a quien paga. Algunas reciben fondos internacionales para realizar levantamientos como parte del impulso a la democracia en el mundo.
Respecto a los representantes de casilla de los partidos y candidatos, la Ley dice que deben acreditarlos no más allá de los 13 días previos a los comicios ¿ya cumplieron?. Se me hace que no, y luego se quejan de fraudes.
Por lo general solo presentaba su lista completa el partido dominante, el PRI. Esta vez se espera que lo hagan el PAN y tricolor.
Se sabe que MORENA tiene problemas. Son codos para soltar dinero. Bueno, ya se les fue el tiempo. Del resto de los “chiquillos” satélites ni para qué hablar, carecen de estructura.
La histórica de los comicios del 2016 y 2018 nos confirma que todos incumplieron en la acreditación de sus representantes, o les fallaron a la mera hora. Por eso hay titular y suplente.
En los 43 municipios se acreditaron poco más de 50 mil “casilleros”, sin incluir a los cuatro mil 800 representantes generales, uno por cada diez receptoras urbanas y uno por cada cinco rurales.
Faltan nueve días para las elecciones. El INE se declara listo para la jornada en seis entidades, una de ellas a su cargo completamente, Puebla.
Tres días antes de las elecciones, deben desaparecer los promocionales de candidatos, que para muchos ciudadanos se convirtieron en algo molesto. La frecuencia no significa mayor convencimiento o motivación para los electores. La basura terminará, por fin, después de 45 días.
A saber, la autoridad electoral nos recetará un total de 8 mil 190 spots a través de radio y televisión, tan solo en Tamaulipas.
De ellos, tres mil 680 en el ciclo de campañas y dos mil 800 de intercampañas.
Habrá 561 observadores electorales, de ellos 290 mujeres; 271 varones.
Se esperan elecciones tranquilas, sin violencia, aunque con poca afluencia en las urnas.
Por cierto, este miércoles el TRIELTAM desestimó una denuncia en contra del candidato del PAN por el Distrito 16, Xicoténcatl, JUAN ENRIQUE LICEAGA PINEDA, ese que al parecer no pidió permiso a su chamba federal para ir a campaña.
En total se desfogaron 22 asuntos, de ellos 20 promovidos por Acción Nacional. Son las últimas chambas de los magistrados. Viene lo poselectoral y a partir de octubre a descansar por tres añitos.
Sesionó este miércoles el Congreso del Estado. Por fin entró para su evaluación la minuta enviada por el Congreso de la Unión para aprobar la reforma educativa pejista. Hace una semana fue la molestia de los legisladores del PANAL. La querían de “regalo” del Día del Maestro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here