A sufrir el regreso a clases…

3223

En México el sector educativo es un caos, maestros que faltan justificados en cualquier cosa, que les da por protestar si ven que el gobierno los quiere evaluar o restringirles la posibilidad de heredar su plaza, más aún, que tienen en cada una de las escuelas una parcela de poder donde el menos importante es el alumno y su voz es la única que se escucha.
De que le hablo, pues de que viene un ciclo escolar complicado porque nos hemos regresado en el tiempo, se han eliminado las evaluaciones por el actual gobierno federal y ahora para acceder a una plaza bastará con egresar de una Escuela Normal aunque en los últimos exámenes para competir por un puesto frente a grupo el 70 por ciento de alumnos de esas instituciones no hayan aprobado.
Tamaulipas desde luego que igual tiene sus fallas, no somos los mejores en aprovechamiento, también muchos de los maestros fueron evaluados en muy bajo nivel y todavía hay movimientos, al interior de la sección 30 del SNTE y de la misma SET, de personajes que hacen un negocio con plazas y demás.
Otro error es dejarle a los maestros y padres de familia la opción de manejar el asunto de los alimentos para las escuelas de tiempo completo, carecen de experiencia, están mal alimentando a los niños y cobrando muy caro, en casos extremos están obligando a la deserción escolar ya que no cualquier padre de familia tiene para desembolsar 8 o 10 mil pesos de un tirón como lo exigen en una secundaria de la capital.
Más aún, es tiempo y se debe poner atención en lo importante, por ejemplo, se tendrá que buscar cómo aplicar exámenes psicométricos y los necesarios para garantizar que lleguen a las escuelas no solo maestros preparados académicamente sino también que garanticen una buena atención a sus alumnos sin ponerlos en riesgo de nada, ser egresado de una Normal, en ese sentido, tampoco garantiza nada y experiencias del pasado dejan constancia de lo que menciono.
Qué significa, pues que los padres de familia necesitan estar más tranquilos, con la seguridad que sus hijos estarán más seguros y que se dan los primeros pasos para ir limpiando y mejorando el sistema educativo.
En lo que respecta a las cuotas escolares ahí si es una pesadilla para la mayoría, se busca dinero por las asociaciones de padre de familia y nadie les pone orden, es muy real que se requieren recursos para tener mejores escuelas pero quizá sea tiempo de reconocer que no todos pueden pagarlas con dinero, que a los padres igual hay que llamarlos para que inviertan tiempo y trabajo si es que no tienen recursos, esto con el fin de que la aportación sea similar en todos y, sobre todo, los alumnos se vean beneficiados.
Hoy se requiere que las condiciones estén dadas para que ningún niño abandone la escuela, que como cada año se les apoye con útiles y si, la pesadilla del regreso a clases será para los padres de familia que van a sufrir por el costo de uniformes, cuadernos, zapatos y hasta colegiaturas y lo será más para quienes no se han preparado con tiempo o que se gastaron lo que no tenían en estas ya pasadas vacaciones pero de ello los niños no tienen ninguna culpa, por eso le insisto, hay que asegurarse de que todos vayan a la escuela y en condiciones de aprender y competir con los demás…
Usan investigadores de la UAT insectos contra la diabetes
Debido a los resultados positivos de niveles de antioxidantes presentes en la grilleta conocida como la “chiva del encino”, investigadores de la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT) realizan un proyecto de biotecnología para elaborar alimentos en base al insecto, cuya especie en esta época del año se presenta en grandes cantidades en la zona centro del estado.
El trabajo se desprende de la tesis del Doctorado en Ecología y Manejo de Recursos Naturales del Instituto de Ecología Aplicada (IEA), realizada por la Mtra. Laura Jenet Montiel Aguilar, que plantea el aprovechamiento de la chiva del encino con fines biotecnológicos, enfocada en el beneficio directo para personas con diabetes e hipertensión.
En entrevista, la Maestra en Ciencia y Tecnología de Alimentos por la Unidad Académica Multidisciplinaria Reynosa Aztlán, Laura Jenet Montiel, refirió que en el proyecto colabora la Facultad de Agronomía de la Universidad Autónoma de Nuevo León, con la asesoría del Dr. Jorge Ariel Torres Castillo, investigador del IEA-UAT.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here