Todo un pájaro de cuentas.

Correspondecia
Por José Luis Castillo

2764

Por José Luis Castillo

El Secretario General de la Sección 51, del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud, vuelve a las andadas con plantones, marchas y toma de instalaciones, simplemente para hacer presión ante la autoridad para que le cumplan sus caprichos y empezar a hacer negocios.

ADOLFO SIERRA MEDINA, fiel a su causa, empezó con un plantón frente a la Secretaría de Salud, junto con un grupo de adeptos, dice él que para denunciar que la titular de la dependencia la doctora GLORIA MOLINA GAMBOA, no toma en cuenta a esa organización sindical, como si ésta  no tuviera cosas más importantes que hacer.

Dice SIERRA, que a 45 días de gestión de esa nueva dirigencia, sus propuestas han sido ignoradas por la Secretaria de Salud y que hay muchos problemas que afectan a parte de los 6 mil trabajadores sindicalizados, eso dice él.

Lo que no dice SIERRA, es que su enojo es porque no ha podido hacer negocios, porque aunque se refiere que hay por lo menos 700 plazas pendientes de autorizar, la mitad de ellas siempre las pelea para el sindicato, pero no vaya usted a creer que las otorga conforme a la ley, no; las vende al mejor postor y las asigna según sus intereses, como lo ha hecho siempre y a lo largo del tiempo en los que se ha desempeñado como dirigente.

Los contratos también son parte de las negociaciones que pretende SIERRA, y aunque no es necesario contratar recursos humanos pero ahí está parte del negocio que quiere emprender a partir de ya, porque los vende, por eso su insistencia en reunirse con las autoridades que simplemente en esta administración también pusieron a trabajar a los sindicalizados.

Las prácticas del líder sindical son recurrentes para hacer valer sus caprichos, SIERRA es de esos líderes sindicales que viven y gozan de los privilegios de esta organización, que no ve ni piensa en los derechohabientes del sector Salud de Tamaulipas, porque créamelo fue el culpable de la nula atención a pacientes o las complicaciones de salud de los mismos en varias zonas del estado, por tomar las instalaciones de los centros de salud y de hospitales, en el pasado y hoy por hoy un pájaro de cuentas.

SIERRA, sabe que pesan en su haber una serie de denuncias que están en manos de la Procuraduría General de Justicia, algunas de ellas por el tráfico de influencias y venta de plazas, además de fraudes en la compraventa de bienes inmuebles, que decir de las enumeradas en el ramo civil y de lo familiar que están incluso en manos de una de las oficinas del tercer piso de palacio de gobierno que si es necesario podrían tener continuidad, veremos.

2.- Y si de pájaro de cuentas hablamos, ya se sabe por que ni la autoridad judicial, ni el CECOFAM, menos el DIF, han podido con el maestro de natación en los campos del IPSSET, CARLOS ALBERTO CARDONA AVALOS, quien aparte de todas las irregularidades que ha cometido en su centro de trabajo, es protegido por el administrador de esos campos y también su papá, ALFREDO CARDONA MORALES, quien por si eso fuera poco, le solapa que mantenga secuestrado a su menor hijo de seis años de edad, sin que nadie diga o haga nada.

Acuse de recibido la información que señala que CARLOS ALBERTO CARDONA AVALOS, es todo un pájaro de cuentas, cuando además de lo arriba señalado, no asiste a cumplir con sus horarios de trabajo a una escuela primaria ubicada en el poblado La Pesca de Soto la Marina, casualmente siempre se reporta enfermo o justifica con incapacidades sus inasistencias, aunque hay que cuestionarlo ¿Cómo le hará las pocas veces que va, si su horario de trabajo en la capital del estado es de 6:00 a 8:00 am y de 14:00 a 20:00, horas de lunes a viernes?.

Le explico, la madre del sujeto en mención facilita a través de un médico que trabaja en el Hospital General las inasistencias de profesor de natación en las albercas del IPSSET y de Física dentro de la SET, en la escuela primaria de La Pesca y como no puede hacerlo, si por mucho tiempo fue jefa de enfermeras y llevó al cabo este tipo de prácticas.

Insisto, nadie ha podido contra este pájaro de cuentas que hace y deshace a su antojo sin ser sancionado, ojalá que la autoridad educativa eche un vistazo a los antecedentes del “maestro” que seguramente podría parar hasta en la cárcel por aquello que mantiene secuestrado a su hijo sin llevarlo desde hace casi ya dos meses a las reuniones familiares en el CECOFAM, como lo ordenó un juez y lo que es peor, si cobra la pensión que con artimañas le quitó a una afligida madre.

De ser ciertas las acusaciones que ya se han hecho ante la autoridad, sólo es cuestión de tiempo para que este par de angelitos esté uno de ellos en la calle y sin empleo por la investigación que actualmente lleva a cabo el DIF estatal y el otro como huésped del hotel de Tamatán, así de fácil.

Mi correo, joseluis_castillogtz@hotmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here