Aumenta drama en el río Bravo con migrantes

2120

Ellos están esperando que el gobierno de Estados Unidos les resuelva su visa humanitaria. Pero el tiempo pasa y no los llaman.

EL GRÁFICO

Matamoros, Tam.- Más de 600 migrantes, algunos indocumentados, otros que fueron devueltos por Estados Unidos a México luego de que habían permanecido un tiempo en centros de atención a migrantes en las ciudades fronterizas del sur de Texas, continúan en las inmediaciones del Puente Internacional Nuevo en Matamoros, sin comida y sin medios para asearse.

Los migrantes, cuando pueden, se bañan en el río Bravo.

Ellos están esperando que el gobierno de Estados Unidos les resuelva su visa humanitaria.

Pero el tiempo pasa y no los llaman.

Cuentan a los reporteros que les han dicho: “La espera puede ser por varios meses”.

Las madres de familia tienden ropa en las banquetas para que sus hijos duerman en la noche.

En el día, todos se reúnen bajo los árboles y algunos hacen fogatas para, en improvisados sartenes, hacer de comer.

Observar aquello llena de impotencia por no poder ayudarlos, pues son muchos.

El gobierno abre albergues, pero están saturados.

La situación se veía venir.

Las escenas diarias conmueven.

Muchos migrantes afirman que mejor es regresar a sus países de origen pero… No cuentan con recursos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here