Detectan agua del grifo contaminada con químicos en California

5914

El agua de California no es segura. Una nueva ronda de exámenes han hallado trazos de químicos vinculados al cáncer en casi 300 pozos y otras fuentes de agua potable a lo largo del estado. De acuerdo a una investigación del diario Los Angeles Times, en total se encontraron dos sustancias peligrosas en 86 sistemas que abastecen a nueve millones de californianos.

Las autoridades del estado hicieron público los resultados del estudio el lunes. Sin embargo, un análisis más profundo delTimes encontró restos de químicos, compuestos perfluorados (PFOS) de uso frecuente en detergentes, disolventes, utensilios de cocina, productos para el cabello o incluso en muebles o alfombras.

Diversos estudios han vinculado sustancias como el sulfonato de perfluorooctano con distintos tipos de cáncer, especialmente el de hígado y el testicular. También se ha relacionado con patologías tiroideas y con problemas de infertilidad en mujeres e hiperactividad, trastorno de déficit de atención y defectos de nacimiento en niños.

Los 600 pozos analizados son solo una pequeña fracción de las fuentes de agua potable del estado y parte de un esfuerzo que podría llevar años para conocer, con precisión, los niveles de contaminación del agua y proceder a su depuración.

No hay fecha ni presupuesto establecido, sin embargo, para llevarlo a cabo.

Según un experto que cita el Times, Kurt Schwabe, especialista en medio ambiente de la Universidad de California Riverside, estamos ante un asunto «que tiene el potencial de convertirse en algo enormemente caro tanto en el aspecto sanitario como en la de la mitigación y la regulación».

NO SÓLO EN CALIFORNIA

No es un problema exclusivo de California. Un estudio publicado en mayo por el Environmental Working Group (EWG) y la Universidad Northwestern encontró los mismos químicos en el agua de 43 estados de todo el país. En total, se estima que 19 millones de personas están expuestos a esta clase de sustancias tóxicas en Estados Unidos.

El peligro, además, es que «no se descomponen en el cuerposino que se adhieren a la sangre, por lo que los niveles tienden a incrementarse con el tiempo», según David Andrews, científico del EWG. Tienen fama de ser perpetuos.

La buena noticia es que la mitad de los pozos examinados no dieron positivo de los compuestos perfluorados en California. También que, de los puntos contaminados en los condados de Los Angeles, Orange, Riverside y San Bernardino, se ha procedido a cerrar tres en la ciudad de Anaheim.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here