Denuncian a testigo 
clave contra Trump

1997

El Embajador de Estados Unidos ante la Unión Europea fue acusado de conducta sexual inapropiada por tres mujeres

Agencias
Nueva York.- Gordon Sondland, embajador de Estados Unidos ante la Unión Europea (UE) y testigo clave en las audiencias públicas de la investigación del posible juicio político (impeachment) al presidente Donald Trump, fue acusado de conducta sexual inapropiada por tres mujeres.
Sondland negó las acusaciones, mientras su abogado afirmó que las denunciantes Nicole Vogel, Jana Solis y Natalie Sept, tratan de manchar la credibilidad de su cliente en la investigación en el Congreso que envuelve a Trump.
Las acusaciones fueron publicadas por las revistas Portland Monthly y ProPublica, a una semana de que el diplomático se presentó ante el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes para dar su testimonio en la cuarta audiencia pública de la investigación de juicio político contra Trump.

Portland Monthly, una revista mensual, publicó los relatos de las tres mujeres que aseguraron que Sondland, propietario de hoteles de la ciudad de Seattle, tomó represalias contra ellas profesionalmente después de que lo rechazaran sexualmente entre 2003 y 2008.

Jana Solis, explicó que conoció a Sondland en 2008 cuando buscaba trabajo como experta en seguridad para hoteles, pero el diplomático se le insinuó durante una reunión comercial y ella al aclararle su falta de interés, le espetó, a gritos, que tenía un escaso profesionalismo.

Nicole Vogel sostuvo que conoció a Sondland en 2003 durante una cena para buscar inversión para una nueva revista. Relató que la llevó a un hotel de su propiedad y la invitó a ver una habitación, donde primero le solicitó un abrazo y luego “me tomó de la cara e intentó besarme”.

Vogel, quien es dueña del Portland Monthly, indicó que se negó y se fue, pero después recibió un correo electrónico en el que Sondland declinó la financiación de su proyecto.

Natalie Sept, por su parte, señaló que se reunió con Sondland para tener una entrevista de trabajo, durante la cual se le abalanzó y la besó, pero ella pudo empujarle para que se apartara y seguidamente le retiró la oferta de trabajo.

En un comunicado, publicado por ProPublica, Sondland rechazó todas las acusaciones, al alegar que “no tienen fundamentos”. “Esas falsas acusaciones son inventadas y coordinadas por motivos políticos”, agregó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here