Combate SCJN nepotismo y corrupción

1397

«Estamos limpiando la casa”, expresa el Ministro Arturo Zaldívar ante el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Agencias

México.- En un mensaje de cincuenta minutos, el ministro Arturo Zaldívar, presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y del Consejo de la Judicatura Federal (CJF), rindió su primer informe de gestión al frente del máximo tribunal del país. Una frase sintetizó su proyecto: “Austeridad, combate a la corrupción, al nepotismo y cercanía con la gente”.

Acompañado del presidente Andrés Manuel López Obrador, así como de las presidentas de ambas cámaras, la diputada Laura Rojas Hernández y la senadora Mónica Fernández Balboa, Zaldívar señaló que el Poder Judicial de la Federación (PJF) inició una “transformación profunda” que habría sido “impensable sólo unos meses antes”.

“La corrupción y el nepotismo se alimentan de la impunidad que los ha acompañado. Que quede claro que esto se acabó. No toleraremos a los servidores públicos que anteponen sus intereses personales a los de la justicia. Estamos limpiando la casa”, señaló, exaltado, en referencia a las críticas que se vertieron al PJF al inicio de la administración de López Obrador.

Para ello adelantó que en los próximos días, consensuará con los poderes de la Unión una reforma a las labores que desempeña el Poder Judicial, sin mencionar los alcances de la misma ni su contenido.

“Una mejor justicia implica también una mejor administración, más eficiente y austera; que mantenga su cercanía con la sociedad; y que administre, con esmero y diligencia, los recursos que la sociedad le confiere”, dijo ante representantes del Poder Judicial.

Entre ellos, Julio Scherer Ibarra, consejero Jurídico del Ejecutivo Federal, el almirante José Rafael Ojeda Durán, secretario de la Marina, Luisa María Alcalde, titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, entre otros.

Como trasfondo, la referencia fue el último informe de gestiones del ministro Luis María Aguilar Morales, quien en diciembre del 2018, días después de la toma de posesión de López Obrador, rindió su último informe de labores como presidente de la Suprema Corte enfrentado con el poder Ejecutivo y Legislativo.

En aquella ocasión ya se había alimentado una polémica contra jueces, magistrados y ministros por no disminuir sus salarios y por haber ordenado judicialmente la suspensión de los efectos de la Ley Federal de Percepciones de los Servidores Públicos para que ningún funcionario ganara más que el presidente, por una parte.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here