Desatado el futurismo en Morena

2157

Opinión pública
Desatado el futurismo en Morena
Por Felipe Martínez Chávez

Cd. Victoria, Tamaulipas.- A dos años de los “destapes” (precandidatos oficiales) rumbo a la gubernatura, en Morena el futurismo anda desatado y nadie parece tener intención de parar a los “acelerados”.

La primera pregunta ¿es bueno o malo?. Según el cristal con el que se vea.

Cuando parecía que Rodolfo González Valderrama, jefe de RTC (de Gobernación) la haría de espectador desde barrera, de pronto le entró el interés de “servir a los tamaulipecos”. Es el primero que confiesa abiertamente que quiere ser Gobernador ¿tendrá el visto bueno del Presidente?.

Sus apologistas refieren una declaración de AMLO en octubre del 2018 en la laguna El Carpintero, en Tampico:

-Está aquí con nosotros un abogado, extraordinario politólogo con especialidad en Derecho, que es de Tampico, va a trabajar con nosotros, va a estar conmigo trabajando Rodolfo González”.

¿Se refería a él? Porque Rodolfo terminó la carrera de Sociología por la UNAM. Si fueron “compañeros de banco” –en la escuela-, Don Peje debe  saber su perfil.

Los fines de semana viajan “a territorio” el propio González; Héctor Martín Garza, jefe Administrativo de la SEP, y el senador Américo Villarreal Anaya. Andan en precampaña.

La última gira de Valderrama fue a Reynosa invitado por estudiantes de la Universidad Tamaulipeca, presuntamente para hablar de temas relacionados con su chamba. Sin embargo extendió sus comentarios más allá, las aspiraciones, y metió al juego a las mujeres. Convocó y se sentó a platicar con la prensa.

Mantiene en territorio a un grupo de simpatizantes llamado “Amigos de Rodolfo González Valderrama”, cuyo lema es  “le toca a Tampico, la esperanza de Tamaulipas”, que promueve al jefe de Radio y Televisión aunque sin caer en delito electoral (a menos que la autoridad responsable diga todo lo contrario).

Américo Villarreal es más recatado, diríase que elegante. Se ve que tiene interés pero no lo comenta, acaricia sus sueños en privado como decía  Manuel Cavazos Lerma en sus tiempos de gloria.

Veamos la breve entrevista, inédita, que le hicimos hace poco.

-Senador ¿en precampaña rumbo al 2022?

-Todavía falta mucho!.

-Pero hay inquietudes ¿no?

-Cuando tengo la oportunidad de que me hagan esta pregunta, con  mucho gusto les comento que al estudiar para médico, sabía que tenía que hacer una buena carrera si aspiraba a hacer una especialidad, y que gracias al apoyo de mi país y de mis padres pude tener dos. Ahorita estoy aplicándome con todo en mi desempeño en el Senado y espero que los tamaulipecos me califiquen bien y, si paso, ojalá y me den la oportunidad de  hacer la especialidad.

-¿Otra especialidad?

-Los tamaulipecos son los que tienen que calificarme y, si me dicen pasaste, entonces me  van a dar oportunidad de hacerla.

Mucha vuelta pero buena respuesta. Lo acepta con elegancia.

Martín Garza, mejor conocido como El Guasón, despista sus aspiraciones. Al menos no lo afirma aunque sus acciones de cada fin de semana van encaminadas a eso.

De repente se deja venir con el argumento de atender los problemas de una escuela de preescolar, o a explicar el proyecto educativo de López Obrador. Es el tamaulipeco más encumbrado en el gobierno federal.

Hay otro con menos posibilidades, José Ramón Gómez Leal, el Cónsul de López en Tamaulipas. Este no necesita el fin de semana para hacer “talacha”, la realiza todos los días a través de sus colaboradores y los programas oficiales, como lo difundieron en grabaciones (clandestinas) algunos de ellos.

La posición de JR se fortaleció cuando en los primeros de diciembre el Presidente lo “defendió” del fuego amigo, acusaciones de deslealtad, corrupción e ineficiencia que culminaban en una petición de baja inmediata.

El inquilino de Palacio Nacional (ya  no Los Pinos) dijo no tener información de deslealtades ni corrupción. Ramón se quedó en la nómina.

Son cuatro los caballeros. Bueno, hay quien incluye a Doña Guadalupe Covarrubias Cervantes, la otra senadora.

El menos conocido del cuarteto es Valderrama. Para sacar su proyecto de candidato, primero, y luego en la Constitucional resultaría de muy alto costo económico para su partido. Tiene menos de dos años para “placearse” por los 43 municipios con su programa de censura de los video juegos infantiles.

Si ya trajera la “bendición” para ser candidato, estaría en otra chamba gubernamental, de acceso más directo con el respetable, para conquistar opiniones y votos ¿o me equivoco?.

Garza González ya fue diputado local y candidato a Gobernador. Es conocido aun con los apenas 32 mil clientes que alcanzó en las urnas en el  2016. Está identificado con los tamaulipecos y sus problemas.

Américo es conocido, no porque haya visitado hasta el último de los mil 200 ejidos y  rancherías, sino por la imagen pública que dejó su padre el ex Gobernador del mismo nombre y, como funcionario de la secretaría de Salud, le tocó andar por ahí.

Como en ningún otro partido, andan en precampaña ¿tienen el visto bueno de su jefe? ¿de su partido? ¿del jefe político estatal?.

Del último, el Gobernador, es donde podría surgir una moción. En términos políticos es el responsable de la tranquilidad cívica y poner freno a los madrugadores que vienen a calentar el avispero antes de tiempo. El conducto para ponerles freno es la secretaría de Gobernación ¿lo hará?.

Los ánimos no se han desbordado –hasta ahora-, pero no se descarta.

El fin de semana en Matamoros la diputada de MORENA, Leticia Sánchez Guillermo, auspició la presentación del libro “Hacia una Economía Moral” (que ella le llama “economía social”), firmado por Andrés Manuel y en que habla qué es lo que va realizar su gobierno en ese renglón.

Aprovechó la legisladora para “inaugurar” su oficina de gestión en la colonia Santa Cruz ¿también futurismo?. Se entiende que el alcalde Mario López, alias La Borrega, va por la reelección y ella es de su gente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here