«CDEV Y EL FUTURO DE LAS ENERGÍAS LIMPIAS»

Opinión Económica
Por Jorge Alfredo Lera Mejía

2057

Dr. Jorge A. Lera Mejía

Sin duda, la postura del Gobernador de Tamaulipas en el futuro de las energías limpias y renovables es de vital importancia. A diferencia de la postura del Gobernador de Oaxaca en este sector, en Tamaulipas se lidera la defensa de los parques eólicos día con día. Oaxaca ocupa el primer lugar nacional.

Es conocido que entre Oaxaca y Tamaulipas, se disputan el primero y segundo lugar nacional de instalaciones y producción de energía. Además en nuestra entidad se sobresale también en la producción de electricidad a base de ciclo combinado.

De acuerdo a la Asociación Mexicana de Energía Eólica que preside Leopoldo Rodríguez, Tamaulipas ocupa el segundo lugar nacional en la generación por medio de fuente de energía eólica, con 1,163 megawatts superado solo por Oaxaca que mantiene el liderazgo con 2,756 megawatts de producción.

Además, Tamaulipas ocupa el primer lugar a nivel nacional por el volumen de gas natural no asociados y el segundo lugar en México en la producción de electricidad de otras fuentes.

RESPETO A LAS ENERGÍAS LIMPIAS:

Trascendió que el pasado viernes, en la reunión número 13 de los ocho mandatarios del bloque independentista, que integran las Reuniones Interestatales COVID-19, el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca informó que el resto de las entidades ahí agrupadas, se sumarán a la controversia constitucional que presentarán Tamaulipas y Jalisco, ante la cancelación de proyectos de producción de energías renovables por parte del Gobierno Federal.

Agregó que las entidades también impulsarán, como en el caso de Tamaulipas, iniciativas ante sus Congresos Estatales para imponer un gravamen a las empresas contaminantes que producen energía a partir de combustóleo.

En la reunión participaron los gobernadores Francisco García Cabeza de Vaca, de Tamaulipas; Jaime Rodríguez Calderón, de Nuevo León; Miguel Riquelme Solís, de Coahuila; José Rosas Aispuro, de Durango; Silvano Aureoles Conejo, de Michoacán; José Ignacio Peralta, de Colima; Enrique Alfaro Ramírez, de Jalisco y Diego Sinhue Rodríguez Vallejo; de Guanajuato; quienes fueron acompañados por un alcalde de cada entidad.

Instruyeron a los secretarios de Salud de las entidades solicitar una reunión de trabajo con el titular de la Secretaría de Salud Federal a fin de estrechar la colaboración ante la emergencia sanitaria y evaluar la viabilidad del regreso a clases en agosto y, en su caso, establecer protocolos sanitarios para un sano retorno a las aulas.

Acordaron medir los indicadores económicos de cada estado en función a la emergencia sanitaria por COVID-19, apoyar y fortalecer a las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas, facilitar su acceso a financiamiento, la innovación tecnológica y su migración a las plataformas digitales de comercio.

Los gobernadores de la Alianza Noreste-Pacífico (Tamaulipas, Nuevo León, Coahuila, Durango, Michoacán, Colima, Jalisco y Guanajuato) sostendrán en fecha por definir una reunión de trabajo con el resto de los gobernadores de la Alianza del Bajío-Centro-Occidente (Guanajuato, Jalisco, Aguascalientes, Querétaro y San Luis Potosí), a fin de integrar y fortalecer sus economías. Con ello la alianza pudiera sumar más de 11 entidades.

Dieron lectura a una segunda carta que dirigirán al Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, en la que reiteran la urgente necesidad de un espacio de interlocución entre el Gobierno Federal y los Estados para hacer frente a la emergencia sanitaria.

Finalmente, presentaron un documento de 12 puntos, que a consideración de los gobernadores reunidos, deben tomarse en cuenta para enfrentar con éxito la crisis sanitaria y económica producida por la pandemia.

Encarar la doble crisis bajo principios federalistas; reorientar recursos hacia Estados y Municipios, para atender de manera oportuna la emergencia sanitaria; incrementar el presupuesto destinado a los sistemas estatales de salud; revisar y adecuar el Pacto Fiscal para revertir las desigualdades regionales y desequilibrios, en la distribución de los recursos de la Hacienda Pública.

Construir, desde la Federación, un plan de largo alcance, que contemple las medidas contra cíclicas necesarias para enfrentar la crisis económica; impulsar un programa amplio para el rescate de MiPyMEs; analizar el Ingreso Básico Universal, como una medida que garantice mínimos de bienestar a los más pobres.

Revisar y analizar, en el marco de una Convención Nacional Hacendaria, el modelo de tributación en México; analizar y considerar el seguro de desempleo ante la pérdida de empleos formales; utilizar todos los mecanismos, con los que cuenta el Estado Mexicano, como deuda o apertura a organismos internacionales, para dotar de recursos al país; garantizar la conservación y el uso sustentable de los recursos naturales; y posponer mega proyectos para reorientar los recursos a atender la doble crisis.

Fuente: información publicada en Boletín de Prensa del Gobierno de Tamaulipas 21 de junio de 2020.

No hay publicaciones para mostrar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here