«DISTINTOS INSTRUMENTOS FINANCIEROS PARA PYMES»

Opinión Económica
Por Jorge Alfredo Lera Mejía

1319

Dr. Jorge A. Lera Mejía

Ante los embates que se sufren en tiempos de las tres pandemias que nos azotan hoy día a todos los mexicanos, a saber la pandemia sanitaria ‘Covid-19’, la económica ‘gran depresión’ y la de inseguridad ‘crimen desatado’, una de las herramientas necesarias que debemos considerar y dominar, es como utilizar las diversas herramientas financieras para atenuar el impacto económico de las tres crisis en ciernes.

Por ello, la mayoría de las mexicanas y mexicanos, requerimos conocer que podemos aprovechar para lograr superar la crisis de financiación, mercados y desempleo que estamos enfrentando día a día.

A continuación citaré, algunas de esas herramientas que pueden utilizar a través de la banca comercial, sofones y sociedades financieras las pymes y los trabajadores. Sean formales o informales, obreros o campesinos, amas de casa o profesionistas.

 

LISTA DE INSTRUMENTOS FINANCIEROS:

Créditos PYMES:

Pyme es el acrónimo de pequeña y mediana empresa. Las pymes tienen necesidades específicas que deben ser atendidas por el Estado. Este tipo de empresas genera, en conjunto, grandes riquezas para cada país además de ser uno de los principales motores del empleo.

El concepto de pyme se asocia a la cantidad de empleados. Entre 1 y 10 empleados, se habla de microempresa; entre 11 y 50 pequeñas; más de 51 medianas empresas.

Créditos simples para cubrir las necesidades desde las muy pequeñas empresas hasta las de mayor tamaño. Los planes disponibles incluyen desde las opciones para personas físicas registradas en el Régimen de Incorporación Fiscal (RIF), personas físicas con actividades empresariales y hasta personas morales.

Se puede utilizar el crédito simple Pyme, para financiar el capital de trabajo, proyectos de equipamiento y compra de activo fijo de tu empresa, con este crédito con pagos fijos mensuales a capital más intereses calculados con tasa variable.

 

Adelanto de Nómina:

Un adelanto de nómina es un derecho de los empleados recogido en el artículo 29 del Estatuto del Trabajador, por el que la empresa puede adelantarnos parte de nuestro sueldo, pero también es un producto financiero que bancos, sofom y cajas ponen a disposición de aquellos clientes que cumplen ciertos requisitos.

Dado que los trabajadores por cuenta ajena pueden pedir un anticipo de nómina sobre el trabajo ya devengado, pero no de salarios futuros ni de pagas extras. Dicho anticipo será descontado en el pago de la nómina siguiente sin intereses.

Ante la anterior circunstancia, la opción que se puede aplicar para adelantos de nómina a los trabajadores es vía créditos simple de consumo con esa modalidad.

 

Las financieras y bancos pueden ejercer esa facultad:

Créditos por medio de Adelantos de Nómina: Algunas entidades financieras, como bancos, sofom o cajas de ahorros, ofrecen créditos por los que la entidad en cuestión adelanta una nómina, o a veces más, a clientes que cumplan ciertos requisitos. Entre ellos, tener la susodicha domiciliada en una de sus cuentas.

 

Crédito a Vendedoras por Catálogo:

Las ventas por catálogo son una opción de negocio en expansión debido a la comodidad y el servicio que da a los clientes, que en la mayoría de los casos incluye la demostración y explicación personal de los productos, entrega a domicilio y amplias garantías de satisfacción.

Considera que los vendedores por catálogo son un canal de distribución con productos singulares que no están disponibles en las tiendas tradicionales. El negocio consiste en enseñar los muestrarios de marcas específicas a conocidos, familiares, amigos y toda la red propia de contactos. Las ganancias están relacionadas con los volúmenes.

Cifras de la Asociación Mexicana de Ventas Directas (AMVD), un rubro en el que se incluyen las ventas por catálogo, indican que hasta la fecha se han sumado a esta actividad 1.65 millones de personas en el país, cuyas ventas ascienden 45 mil millones de pesos.

En México, la industria de las ventas directas o ventas por catálogo es generalizada por medio de una masa de fuerza de ventas representadas por las llamadas “amas de casa”, las cuales son utilizadas por las marcas más reconocidas de artículos de belleza, ropa de cama, ropa de vestir, calzado, etcétera, para llevar sus productos hasta el consumidor “casa por casa” u “oficina por oficina”. Dichas ventas por catálogo crecieron en México un 22% entre 2012 y 2017, de acuerdo con Euromonitor. Se espera que esto crezca alrededor de 9% en los próximos años.

 

Factoraje:

El Factoraje Financiero es una transacción derivada de un contrato, a través de la cuál una empresa vende sus cuentas por cobrar o facturas, a una compañía financiera, con el fin de que la empresa emisora pueda recibir dinero en efectivo más rápido de lo que lo haría si realiza la cobranza por sí misma.

 

Tipos de factoraje:

  1. Factoraje a clientes y a proveedores (directamente).
  2. Factoraje de acuerdo a quién asume el riesgo en caso de incumplimiento de pago: Factoraje “con recurso” y “sin recurso”.
  3. Factoraje de acuerdo a quién realiza la cobranza: factoraje de cobranza directa o delegada.

El Factoraje Financiero se puede utilizar como un medio para obtener capital de trabajo, inclusive este puede ser de manera recurrente. Se agiliza la recuperación de las cuentas por cobrar, reduciendo el apalancamiento financiero, recortando el ciclo operativo de la empresa e impulsando y haciendo más eficiente las áreas de crédito y cobranza de las empresas.

Pero se recomienda no utilizar los recursos obtenidos del Factoraje Financiero para financiar proyectos u operaciones de largo plazo u otras actividades de inversión.

 

Arrendamiento financiero:

El arrendamiento financiero, alquiler con derecho de compra, leasing financiero, arrendamiento por renting o leasing operativo es un contrato mediante el cual, el arrendador traspasa el derecho a usar un bien a un arrendatario, a cambio del pago de rentas de arrendamiento durante un plazo determinado, al término del cual el arrendatario tiene la opción de comprar el bien arrendado pagando un precio determinado, devolverlo o renovar el contrato.

El arrendamiento puro consiste en pagar renta por utilizar determinado vehículo durante el tiempo que utilicemos el mismo. Por otro lado, el arrendamiento financiero funciona de manera similar con la diferencia de que éste contiene una opción de compra al finalizar el plazo determinado.

Las arrendadoras financieras son sociedades que se especializan en adquirir determinados bienes, que están destinados a uso o goce temporal por parte de una persona física o moral (su cliente) por un plazo preestablecido.

Conviene usar el arrendamiento financiero cuando se desea cambiar los equipos de la empresa cada determinado tiempo para tener equipos actualizados (prevenir obsolescencia tecnológica), cuando se desea que los pagos mensuales sean más bajos, o cuando se prefiera deducir los pagos como gastos.

Fuente: información extraída vía internet de distintas páginas financieras y bancos, así como Wikipedia y otros portales de búsqueda. Días de búsqueda 1 y 2 de Julio 2020.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here