El bloque de gobernadores sigue creciendo y ahora se sumaron Aguascalientes, Querétaro y San Luis Potosí para un total  de 12 quienes acordaron sobre la necesidad de avanzar hacia nuevo federalismo cooperativo y responsable para detonar el desarrollo sustentable con un enfoque regional.
Los gobernadores Aguascalientes, Chihuahua, Coahuila, Colima, Durango, Guanajuato, Jalisco, Michoacán, Nuevo León, Querétaro, San Luis Potosí y Tamaulipas acordaron intensificar la coordinación de esfuerzos para proteger la salud de los ciudadanos y reactivar, en el corto plazo, la economía de las regiones.
En la reunión efectuada de manera virtual también coincidieron en el hecho de que la Federación no haya podido articular una respuesta coherente para hacer frente a la crisis del COVID-19 y la ausencia de un plan integral de impulso a la economía, al que concurran la Federación, las Entidades Federativas y los sectores económicos y sociales del país.
Por ello también convinieron  en la necesidad inaplazable de avanzar hacia un nuevo federalismo cooperativo y responsable,  un nuevo modelo de descentralización articulado a partir de atribuciones, responsabilidades y deberes claramente delimitados, el cual permita el fortalecimiento de las capacidades locales y multiplique los esfuerzos institucionales para detonar el desarrollo sustentable con un enfoque regional.
Los gobernadores de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez; Colima, José Ignacio Peralta Sánchez; Coahuila, Miguel Angel Riquelme Solís;  Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón; Michoacán, Silvano Aureoles Conejo; Durango, José Rosas Aispuru Torres;  Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, Chihuahua, Javier Corral Jurado y Tamaulipas, Francisco  García Cabeza de Vaca; Aguascalientes, Martín Orozco Sandoval; Querétaro, Francisco Domínguez Servién y San Luis Potosi,  Manuel Carreras López también coincidieron en  las distorsiones vigentes del Sistema de Coordinación Fiscal y el trato inequitativo que reciben las entidades estatales, sobre todo ante la caída inevitable de la recaudación federal participable; de la reducción del gasto federalizado; y de la centralización de recursos por parte de la Federación.
Es por ello que los gobernadores hicieron hincapié en que la condición necesaria para renovar el federalismo mexicano es  necesario un nuevo Pacto Fiscal, más justo, equitativo y, sobre todo, sensible a las particularidades de cada polo regional según sus vocaciones de crecimiento y competitividad.
Los gobernadores de la Alianza Centro Bajío Occidente y la Alianza Federalista (Aguascalientes, Chihuahua, Coahuila, Colima, Durango Guanajuato, Jalisco, Michoacán, Nuevo León, Querétaro, San Luis Potosí y Tamaulipas) estimaron necesario revisar los términos y las condiciones de los instrumentos jurídicos de adhesión y coordinación en el marco del Sistema de Coordinación Fiscal, el cual debe evolucionar en el tiempo según las circunstancias y desafíos del país, sin perjuicio de convenir cambios estructurales que fortalezcan a las haciendas públicas y mejoren la calidad del gasto público nacional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here