George Clooney, ¿el último galán de Hollywood?

774

Agencias.- Otrora el soltero por antonomasia del mundo del cine, George Clooney, conocido por su trabajo en “Syriana” o la saga “Ocean’s”, cumple 60 años con casi treinta de fama a sus espaldas.

Además de su trabajo delante y detrás de la pantalla, el actor se ha embarcado en la defensa de diferentes causas y es padre de dos niños junto a la abogada especialista en Derecho Internacional y Derechos Humanos Amal Alamuddin.

 

UNA FAMILIA ENTRE FOCOS

George Timothy Clooney nació en Kentucky, Estados Unidos, el 6 de mayo de 1961. El actor no fue el primer miembro de su familia en dedicarse al mundo del espectáculo. Su padre, Nick Clooney, ejercía como periodista y presentador de televisión. Su tía, Rosemary Clooney, fue una cantante y actriz conocida.

“Éramos famosos, siempre estuvimos bajo ese cristal”, dijo el actor a The Hollywood Reporter en 2012. “Pude ver con Rosemary lo mal que podía ir, financieramente, su carrera, todos los tropiezos y luego el regreso, y también pude entender esa versión de vivir en el ojo público durante un período de tiempo tan largo. Probablemente no hubiese nadie mejor preparado para la fama que yo”, indicaba también en la entrevista.

En ocasiones, Nina, la madre del actor, aparecía en su programa en verano y, cuando no podían pagar una niñera que cuidase del pequeño George y su hermana, toda la familia madrugaba e iba junta al estudio, según publicó Esquire en 2014.

El propio Clooney hizo sus primeros pinitos con él. “Todo suena muy glamuroso”, dijo al medio, “pero a principios de los años setenta, mi papá ganaba 9.000 dólares al año”. La carrera de su padre les llevó a diferentes lugares y los ingresos estables no siempre acompañaban.

Su tía Rosemary, por otro lado, estaba más cerca de las luces y el encanto de Beverly Hills. Su primer marido, José Ferrer, ganó un Óscar por su interpretación en “Cyrano de Bergerac” y vivían en el lugar donde viven las estrellas. “James Stewart vivía en la manzana. Nunca había visto algo así. Fue mágico”, recordó el actor a Esquire.

Las aspiraciones profesionales de Clooney, sin embargo, al menos al principio, estaban lejos de los focos. De pequeño quería ser jugador de béisbol, incluso llegó a probar para los Cincinnati Reds un año antes de cumplir la mayoría de edad, pero acabó estudiando periodismo televisivo en la Northern Kentucky University.

Clooney abandonó los estudios antes de finalizarlos y puso rumbo a Los Ángeles con 21 años. “Cuando decidí mudarme a L.A. para intentar ser actor, mi padre realmente  se me vino encima. Lo recuerdo diciendo ‘¡estás renunciado a tu educación!’”, contó a The Guardian.

 

AMOR Y FILANTROPÍA

Además de por su trabajo en la pantalla, Clooney es conocido por su activismo. “Crecí en una generación en la que todas las personas que nos importaban estaban siendo asesinadas, desde Martin Luther King hasta Bobby y Jack Kennedy, Malcolm X y Medgar Evers. Y todas estas cosas que importaban estaban sucediendo, los derechos de las mujeres, los derechos civiles y el movimiento anti-Vietnam [protestas contra la guerra]”, comentó el actor a la revista People en 2020.

El año pasado, junto a su mujer, Alamuddin, donó 500.000 dólares a la Equal Justice Initiative a raíz del asesinato de George Floyd y destinó un millón de dólares para la lucha contra la covid-19, además de dar apoyo a diferentes organizaciones tras la explosión en Beirut, Líbano.

El matrimonio creó, en 2016, la Clooney Foundation for Justice, que aboga por la justicia a través de la rendición de cuentas por abusos de los derechos humanos en todo el mundo.

Clooney y Alamuddin, quien adquirió el apellido del actor, se conocieron en julio de 2013 en la ciudad de Como, Italia. “Pensé que era hermosa y pensé que era divertida y obviamente inteligente”, dijo él a The Hollywood Reporter en 2017. “No lo sé. Probablemente pensó que era mayor”, respondió a la pregunta de si ella pensó lo mismo.

El actor añadió que mantuvieron el contacto, que intercambiaban emails y hablaban sobre todo de lo que pasaba en la vida de cada uno y que, después de un tiempo, quedó claro que había algo más que una amistad.

En septiembre de 2014, la pareja se casó en Venecia, Italia. Tres años después nacieron sus mellizos, Ella y Alexander.

“Nunca lo planeamos. No hablamos de eso hasta después de casarnos, lo que resulta gracioso”, comentó el actor.

“Y entonces, después de la boda, Amal y yo estábamos hablando y sentimos que habíamos tenido mucha suerte, ambos, y que debíamos compartir la buena suerte que tengamos”, afirmó Clooney.

 

No hay publicaciones para mostrar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here