Portugal y CR7 dejan la corona en la Eurocopa

894

Agencias.- Se va el campeón. Portugal, monarca de la Eurocopa 2016 dice adiós al torneo y a su reinado. El equipo de Cristiano Ronaldo cayó por la mínima diferencia ante Bélgica (1-0) en un partido que cumplió con las expectativas hasta la recta final del mismo. ¡El rey ha muerto... viva el rey!

Bélgica y Portugal iniciaron el partido con un dominio compartido. Ambos equipos tuvieron el esférico en sus pies por largos periodos, pero sin que se generara peligro en alguna de las área salvo algunos intentos de Diogo Jota y Joao Palinha por el lado luso y de Eden Hazard por parte de los Diablos Rojos.

No sé si llamarlo mala suerte, pero siempre que Portugal se ha visto mejor en esta Euro, le han anotado gol y este partido no fue la excepción. Tras no prestarle el esférico por un gran tiempo, Bélgica lo recuperó y rápidamente desplegó hacia la portería lusa. Luego de la abertura de Thomas Meunier hacia Thorgan Hazard, el elemento del Borussia Dortmund sacó un zapatazo que se le movió a Rui Patricio para cantar el primer tanto del partido antes del descanso.

Para la segunda parte, Portugal empujó a Bélgica en busca del tanto que lo mantuviera con vida, pero dichos embates fueron con base en las ganas de seguir vivo más que con inteligencia. Esa fue la razón principal por la que el partido rompió hasta la recta final del mismo.

Llegado el minuto 81 Rubén Días tuvo la primera de tres opciones que Portugal se forjó para tratar de empatar el juego. El central cabeceó con fuerza, pero justo a la posición de Thibaut Courtois que sacó el balón. Cero y va una.

Un par de minutos después, Raphael Guerreiro tuvo la suya. Tras un rebote de la zaga, el elemento del Borussia Dortmund predió el balón, mismo que se estrelló en la base del poste izquierdo de Courtois. Cero y van dos.

La última fue obra de Joao Félix. El jugador del Atlético de Madrid penetró el área por el costado izquierdo y sacó un tiro que iba a ser inalcanzable para Courtois, pero que también se fue desviado de su portería... el rey agonizaba.

Mientras Portugal insistía, Bélgica buscaba un contragolpe para matar al rey de Europa. Pese a que tuvo un par de jugadas para hacerlo, los belgas perdonaron, tal vez por el temor de perder a más jugadores importantes ya que Kevin de Bruyne y Eden Hazard tuvieron que abandonar el partido antes del silbatazo final del árbitro.

Europa busca un nuevo rey ante la muerte de su monarca... ¿quién será su sucesor?.

No hay publicaciones para mostrar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here