Los retos de los alcaldes…

3472

La bonanza que existe en la región fronteriza, según habitantes del norte del Estado, no la habían observado nunca, pequeños negocios que abren, otros muy grandes que nunca atendían tanta gente hoy no se dan abasto, algunos restaurantes en su mejor momento, vaya, hasta las carnicerías no paran de vender los fines de semana, la razón es simple, el cierre de los cruces fronterizos y la ansiedad de divertirse, comer o vestirse, los ha llevado a consumir lo local.

Contrario a lo que ocurre en la franja fronteriza tamaulipeca donde los empleos formales se están recuperando, de San Fernando hasta Tula, pasando por Mante hasta llegar a Tampico, la situación es preocupante, cada día cierran más negocios, se pierden más empleo, o mínimo, en el caso de la zona sur, no se logra cubrir todo lo que demanda la población en su crecimiento natural.

En el caso de Ciudad Victoria usted puede pasar por la emblemática calle Hidalgo, por su sector comercial, y encontrará negocios cerrados, que perdieron su lucha contra la pandemia y, difícilmente, se van a recuperar, es decir, si se abren será por otros empresarios o nuevos comerciantes que tendrán el atrevimiento de invertir en épocas difíciles.

Lo anterior viene a colación porque ambas situaciones, la bonanza en la zona fronteriza o la depresión de su zona centro y sur, se tienen que atender por las nuevas autoridades municipales, y quienes se reeligen, en una tarea que quizá ni siquiera tenían contemplada.

El reto en la frontera es que quizá en un mes los puentes comenzarán a abrirse y será difícil que el consumo local se conserve en los niveles de hoy, otra vez la riqueza que ahí se genera se fugará, irá a parar a las tiendas de Texas, lo que significará que las grandes empresas reducirán su personal porque ya que no habrá tantos clientes que atender y hasta los negocios familiares e incluso las ventas de comida, ropa y demás que se hace vía redes sociales se caerán, es tiempo pues, de ir pensando la estrategia ideal para amortiguar ese golpe o no ocurra, para que los ingresos de su gente no vayan a bajar con las consecuencias que eso implica.

Y en el centro-sur de Tamaulipas es de doble tamaño el problema, los ingresos de la población han disminuido y siguen cayendo, para ser precisos, los daños por la pandemia causarán en la economía de miles de familias daños irreparables, se han visto obligados a vender lo poco que tenían o endeudarse, quizá, por dos o tres años.

Ese es un problema mayor para los alcaldes que vienen, cómo incentivar la inversión publica o privada en forma casi inmediata, cómo provocar que no siga cayendo el nivel de vida de las personas, cómo amortiguar los daños que se han registrado, más los que vienen, que no son pocos.

Exacto, las autoridades que empezarán a rendir protesta a partir del martes o miércoles de la próxima semana tendrán que ser diferentes a todo lo que hemos visto, hasta hoy los ediles no han pasado de nadar de muertito, hay que ser realistas, se dedican a administrar (mal, en muchos casos) los dineros públicos concretándose a pagarle a los trabajadores municipales, algunos la recolección de basura y otros, dos, no muchos, en obras públicas que por más relevantes que sean nunca podrán aliviar la presión que viene, es decir, si trabajan como ha sido tradicional no será suficiente y llegarán los problemas.

Qué hacer en ese aspecto será uno de los retos de los alcaldes y no el lucirse en las redes sociales, ni anunciar pequeños curitas a problemas de fondo, lo triste, lo muy triste, es que no parecen cambiar, es más, hasta hoy solo se han escuchado rumores en el sentido que algunos de ellos ya se dieron cuenta de lo reducido de los presupuestos y están hasta pensando en privatizar los servicios de recolección de basura y no crea que le hablo de panistas solamente, no, ahí están algunos de Morena, aunque no lo crea y digan que eso es contra la ideología guinda, es real que algunos de ese color andan en las mismas o por lo menos son los rumores.

SEMANA DE DERECHO EN LA UAT… En el marco del 71 aniversario de la Universidad Autónoma de Tamaulipas, la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales en Tampico, FADYCS dio por inaugurada la VI Semana de Derecho “Mtro. Porfirio Herrera Sánchez”.

A través de la plataforma de Microsoft Teams, se dieron por iniciados los trabajos en torno a la 6ª edición de esta semana organizada por la coordinación de la licenciatura en derecho.

La apertura del evento fue presidida por el Dr. Marco Antonio Cortina Saint André, director de la FADYCS, quien en su mensaje destaco la relevancia de abordar temas de actualidad para la comunidad estudiantil, docente y público en general con interés en el derecho. Dijo que, en esta ocasión se aprovechó la oportunidad para brindar un homenaje póstumo al Mtro. Porfirio Herrera, por su gran labor como docente de la facultad.

Así mismo, la Dra. Rufina Flores Barrios, coordinadora de la licenciatura en derecho de la facultad, dijo que esta semana tiene como finalidad reunir a destacados profesionales expertos en las áreas de derecho privado, público y social; con el fin de tratar mediante las videoconferencias los temas de trascendencia y actualidad que beneficien el desarrollo de los estudiantes y participantes.

Acto seguido se dio paso a la conferencia “Propiedad Intelectual y sus generalidades” por el Dr. Gabriel de Jesús Gorjon Gómez, investigador y académico de la Universidad Autónoma de Nuevo León. Posteriormente se ofreció la disertación “Pensiones y Jubilaciones” por el Mtro. Moisés Malpica Córdova.

Durante la semana se programaron conferencias en temas como Teoría del Caso, El precedente a partir de la reforma del poder judicial de la federación, amparo penal de las personas jurídicas, los incidentes como efectos del divorcio incausado, derechos humanos en el siglo XXI en México y panorámica del nuevo procedimiento del juicio oral.

Así mismo, dentro de la programación de esta semana de actividades educativas, se realizará el conversatorio sobre la necesidad de un centro universitario de mediación, se inaugura la sala de exámenes profesionales de la facultad y se lleva a cabo el panel de maestros “remembranzas de la fundación FADYCS”.

MÁS SEÑALES EN MORENA… El Senado de la República, aprobó por unanimidad el dictamen para prevenir la muerte súbita cardiovascular y garantizar a la ciudadanía espacios públicos y privados cardio protegidos, a través del equipamiento y colocación de desfibriladores automáticos externos en lugares estratégicos de alta concentración poblacional, dictamen promovido por el senador tamaulipeco Américo Villarreal Anaya, presidente de la Comisión de Salud.

La reforma es a la Ley General de Salud para que la Federación regule la colocación de desfibriladores en espacios públicos y privados, centros de trabajo, culturales, deportivos, instituciones educativas o académicas, centros recreativos, terminarles de transporte aéreas y marítimas, así como aquellos que por la naturaleza de su actividad representen riesgos cardiovasculares, y que cuenten con flujos de más de 500 o 250 personas.

El senador Américo Villarreal Anaya con especialidad en cardiología, planteó detalladamente ante pleno del senado el gran problema de salud pública que representan para México las enfermedades del corazón, al estar consideradas entre las principales causas de muerte y que tan sólo en el 2018 provocó 146 mil 923 decesos, por lo que llamó a tomar medidas para prevenirlas y atenderlas.

“Tomemos en consideración que el 70% de los ataques cardiacos no ocurren en clínicas u hospitales, sino en casas o espacios públicos como teatros, estadios, calles, transporte público, parques, etc. donde el paciente tiene alta probabilidad de perder la vida por no recibir ayuda oportuna”, agregó.

Un desfibrilador es un dispositivo médico que identifica el ritmo cardiaco y puede estimularlo si es necesario, pero además realiza una descarga eléctrica y revierte una arritmia maligna en caso de ser necesario.

Refirió que el paro cardiaco súbito debe tratarse oportunamente y de no hacerlo, puede provocar la muerte a la persona en pocos minutos. Si la persona está en riesgo de sufrir un ataque cardiaco, un desfibrilador, podría salvarle la vida y en su caso permitir que llegasen los paramédicos y/o los servicios de emergencia.

Detalló Américo Villarreal que la legislación secundaria en materia de salud tiene la obligación de implementar regulaciones que establezcan políticas públicas que deriven programas y acciones estratégicas que atiendan las urgencias médicas, y por ende la prevención, atención y disminución de las muertes ocasionadas por los paros súbitos cardiacos.

Coloque en el buscador de facbeook @CENADeNegros y le agradeceré que me regale un Me Gusta, además nos puede seguir en la cuenta de twitter @gatovaliente y, como siempre, le dejo el correo electrónico a sus órdenes para lo que guste y mande… [email protected]

No hay publicaciones para mostrar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here