Se agrava crisis migratoria por incremento de deportados   

1328

En las ciudades fronterizas de Tamaulipas la crisis migratoria se agrava pues no únicamente se debe atender a los migrantes  que están arribando, sino también a los migrantes que son deportados de Estados Unidos y que en los últimos días se han incrementado.

Pese a la gravedad de la situación no se esta contando con el apoyo de la Federación para que el Gobierno del Estado y los Ayuntamientos puedan prestar ayuda a los migrantes que llegan o deportados, señaló el secretario general de Gobierno, César Augusto Verastegui Ostos.

Indicó que por la frontera entre Tamaulipas y Texas no únicamente están siendo deportados paisanos mexicanos, sino también de otros países, quienes optan por querer asentarse en Matamoros, Reynosa o Nuevo Laredo para intentar volver ingresar a Estados Unidos.

Durante el año pasado, tal vez debido a la pandemia del coronavirus descendió el flujo migratorio pero ahora se vuelto a incrementar no únicamente con mexicanos, salvadoreños, guatemaltecos, hondureños, nicaragüenses sino que ahora se suman haitianos y de otros países.

Hizo hincapié en que en las ciudades fronterizas de Reynosa, Matamoros y Nuevo Laredo el problema de los migrantes esta creciendo de manera exponencial con aspectos de salud, seguridad y  la misma migración cada vez más difícil de atender ante la insuficiencia de recursos.

Indicó que a través del DIF Tamaulipas se proporciona alimentos a los migrantes y la secretaría de Salud brinda atención medica pero cada vez se complica más al no contar con un espacio adecuado para albergarlos.

Verastegui Ostos, apuntó que de conforme a los acuerdos con Estados Unidos en la materia por la frontera con México únicamente deben ser deportados mexicanos; sin embargo, la Patrulla Fronteriza  coloca a la mitad de los cruces internacionales a hondureños, salvadoreños, guatemaltecos y migrantes de otros países los cuales deberían ser deportados vía área a sus respectivos países.

Indicó que cada vez son más estos deportados los cuales se tienden asentarse en las ciudades fronterizas que si bien buscan empleo también basan a demandar servicios como salud, educación, seguridad, agua, vivienda y otros para los cuales por ahora no se tiene capacidad.

El Gobierno del Estado también realiza un gasto en el alquiler de autobuses para que grupos de deportados  mexicanos puedan ser llevados a sus lugares de origen como Querétaro o Guanajuato. 

“Este es un problema humanitario, lo único que podemos hacer es apoyarlos y en aquellos casos en los cuales ellos haya decido regresar a su lugar de origen, también de alguna forma se les facilita que lo haga”, mencionó.

No hay publicaciones para mostrar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here