Reactivan ranchos ganaderos tras abandono por la inseguridad

1572

La reactivación de la ganadería se ha comenzado a incrementar luego de que los índices de inseguridad y violencia han bajado en Tamaulipas, particularmente en los municipios de Soto la Marina, Aldama, San Fernando, González, Burgos y Cruillas en  donde debido a dichas condiciones alrededor de cuatro mil unidades  de producción ganadera dejaron de operar.

Ariel Longoria García, secretario de Desarrollo Rural en el Estado, apuntó que como resultado de la violencia e inseguridad que alcanzo el campo miles de ranchos quedaron abandonados y fueron saqueados y destrozados por la delincuencia organizada ahora que se ha aumentado la seguridad con más vigilancia y combate a la delincuencia los propietarios están regresando a trabajar sus ranchos.

Si bien  habido una intensa sequía así como heladas las cuales han impedido la recuperación de la producción ganadera al menos hay ya una reactivación de los ranchos ganaderos, luego de que por largo tiempo permanecieron abandonados debido a la inseguridad. 

Mencionó que no se tiene una cifra precisa sobre el número de ranchos que dejaron de trabajarse por la inseguridad, pero ahora hay ya un gran movimiento en el sector pecuario, sobre todo en los ranchos.

La gente ha empezado otra vez a trabajar sus tierras, ha empezado darles mantenimiento a las praderas, por varios años se quedaron con la misma situación de inseguridad, se quedaron sin trabajo por el temor que se tenía por parte de los propietarios para poder ir a sus ranchos, comentó.

Desde el Gobierno del Estado se sigue trabajando para darle seguridad y confianza a la gente para que regrese a sus ranchos y los vuelva a activar y con ello mejorar la actividad pecuaria, mencionó.

Agregó que en diferentes partes, al trasladarse de un municipio a otroen donde los productores pecuarios, los rancheros empiezan a arreglar sus cercas, empiezan a hacer ese trabajo de mantenimiento a las praderas.

Longoria García, reiteró que ha sido en diferentes municipios de la entidad donde comienzan a ver una reactivación en los ranchos que durante varios años permanecieron abandonados, saqueados y olvidados porque la delincuencia se había apoderado de ellos.

Desde Soto La Marina, Aldama, San Fernando, Burgos, Cruillas se observa la activación de la maquinaria por diferentes propietarios para seguir trabajando y lógicamente seguir aumento el hato ganadero que les haya disminuido por las mismas circunstancias

No hay publicaciones para mostrar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here