Jamie Lee Curtis, confiesa que ‘odia el cine de terror’

2618

Agencias.- En Estados Unidos es inevitable la eterna tradición de festejar la Noche de Brujas el último día de Octubre con bailes de disfraces o llevando a los hijos de casa en casa, en busca de dulces. Pero a nivel internacional, se contagió mucho más la tradición de ver cine de terror, desde que estrenaron en el año 1978 la primera versión de “Halloween”. Diez producciones más tarde y en el 40 aniversario, la protagonista original Jamie Lee Curtis ya había vuelto a estrenar la continuación de la historia original. Y después de recaudar más de 250 millones de dólares, vuelve ahora con “Halloween Kills”, confirmando personalmente en Cinemacon que solo es el principio del gran final que vendrá el año próximo con “Halloween Ends”.

-¿Es verdad que no te gustan para nada las películas de terror?-

“Odio el cine de terror con todo mi corazón. No me gusta para nada que me asusten. Y creo que también tengo una conexión genuina con el miedo. En el cine, ves lo que me pasa en la vida real. Mi éxito en ese género, tiene mucho que ver con lo fácil que me da miedo cualquier cosa, naturalmente. Te juro qué no hay ninguna preparación psicológica previa. El rodaje me traumatiza por completo y la actuación es una manifestación natural de mis propias experiencias”.

-¿Qué edad tenías en la primera versión de ‘Halloween’?- “Digamos que hace más de un minuto que estoy en esta línea de trabajo. Fue en 1978 cuando protagonicé la obra maestra de John Carpenter, la primera versión original de Halloween. Y tenía 19 años. Si haces las cuentas, no es nada lindo (Risas). Pasaron cuatro décadas y seguir filmando la misma historia en el cine después de tanto tiempo, es algo realmente imposible de creer”.

-¿Pudiste imaginar en aquel entonces que el cine se iba a poder ver desde un teléfono celular o por streaming en tu casa, con el mejor sonido y una pantalla de 70 pulgadas?- “En realidad yo prefiero ver cine en una de cine. Lo que se disfruta, es maravilloso. Es el escape que todos necesitamos. Nada puede detener la experiencia de ver cine en una sala de cine. Como seres humanos necesitamos reunirnos en grupo para reír, llorar o gritar juntos. Yo crecí en Los Ángeles enamorada de los multicines, con todas sus opciones”.

-¿No te gustaría ver el final de ‘Halloween’, el año próximo, en la comodidad de tu casa por streaming?- “Hay un lugar muy especial en mi corazón... cuando salgo de Los Ángeles, hay una sala de cine en Idaho, Magic Lantern Cinema que hoy es parte de una cadena. Y queda en una calle muy tranquila, en una ciudad más traquila, como Ketchum. La misma gente va todas las semanas. Y a lo largo de tantos años, es un lugar que se volvió como la casa para esa gente, para mí y mi familia. Hasta puedo decirte como se llama el encargado, Rick Kessler, el mismo encargado desde hace 50 años. Y sabe de cine como nadie. Ama el cine. Y cuando volvieron a abrir Magic Lantern en el verano, organizó un festival con el cine más divertido. Por ahí pasaron ‘Airplane’, ‘Annie Hall’, ‘Arthur’ y hasta mi actuación en ‘Trading Places’. Todos necesitábamos reírnos, juntos, en un lugar así. Ahí fue donde yo vi por primera vez ‘Halloween’. También ‘Knives Out’. Y espero volver el año próximo con el final de ‘Halloween Ends’”.

-¿Cuál dirías que fue el mejor momento de todos los rodajes de Halloween?- “La última escena que filmamos en el rodaje del 2018. El personaje de Laurie estaba sola, en su camioneta, viendo a Michael cuando dejaba la prisión. Y en el guion estaba escrito que Laurie estaba sola, en la camioneta, con alcohol, un revolver y 40 años de experiencia que vuelven a aterrorizarla. No había ningún diálogo. Estaba sola. Era la última escena, me había preparado en el trailer y cuando llegué al estudio, todo el equipo de filmación estaba parado en silencio, en solidaridad, con las manos atrás, todos con una etiqueta en el pecho que llevaba el nombre de Laurie Strode. Era una forma de decir que todos éramos Laurie, que ellos estaban conmigo. Fue un momento muy profundo como actriz y como ser humano. Porque todos somos iguales, todos somos humanos, todos tenemos cicatrices, pero seguimos vivos. Fue muy importante. Fue muy emocionante”.

-¿En cierta forma tu personaje de ‘Halloween’ pasará a la historia como un ejemplo de la mujer valiente en el mundo del cine?- “La revolución feminista hoy amaría a Laurie Strode, pero en aquel momento, en un principio fue muy interesante, porque me odiaban. Odiaban que yo interpretara todo lo que respetamos de la mujer, su fuerza y su inteligencia, una mujer que lucha contra la adversidad. Y es algo que la mujer hace desde el principio de nuestra historia. Y sin embargo, cuarenta años atrás, parecía lo más anti feminista. Es algo que siempre me causo mucha gracia”.

- ¿En un momento donde las mujeres en Hollywood siguen pidiendo más protagonismo, recuerdas algún momento en tu carrera donde notaste más límites solo por ser mujer?

“‘Trading Places’... cuando el director John Landis me dijo que iba a ser la única protagonista mujer, sabiendo que en Paramount Studios no estaban para nada felices. Amo esa película. Creo que tenía 21 años y aquella actuación es un regalo de John como director, alguien que me conoció gracias al cine de terror. Él había hecho un cortometraje como director que llamó ‘Coming Soon’ y era una película de terror de los años 50, un corto sobre los hermosos ‘trailers’ que solíamos ver y necesitaba alguien para relatarlo. ¿Qué otra mujer jovencita estaba haciendo cine de terror en esa época? Nadie. Y después, me contrató para ‘Trading Places’ gracias a Halloween, así como ‘A Fish Called Wand’ sucedió gracias a ‘True Lies’”.

-¿Con casi medio siglo trabajando como actriz, cómo reaccionaste cuando te llamaron del Festival Internacional de Cine de Venecia, para entregarte el premio Golden Lion como reconocimiento de tu carrera?- “Para mí, fue algo muy difícil de entender, porque fue como si tuviera que cerrar una puerta, cuando yo sigo trabajando y soy más creativa que nunca. Fue todo muy extraño, aunque fue también un honor increíble”.

-¿Y hasta qué punto influenció tu decisión por ser actriz el hecho de tener como padres actores tan famosos como Tony Curtis y nada menos que la protagonista de ‘Psicosis’ Janet Leigh?- “Lo cierto es que yo no tengo ningún entrenamiento como actriz. Nunca fui a una clase de actuación. Me preparo emocionalmente, ese es mi trabajo. Por eso pienso que es un talento natural. Y amo mi trabajo. Amo el cine, el equipo de filmación de cine, los quiero como mi familia. Amo que un grupo de gente se reúna a hacer algo que no se puede hacer si alguno de ellos falta. Y es lo que también sentí la primera vez que entré a un estudio de cine. Hay algo en ese proceso artístico de colaboración que me emociona profundamente. Me encanta. Para mi, nada tiene que ver la fama o las alfombras rojas. Los hermosos vestidos son lindos, pero no es la razón por la que hago lo que hago. Lo hago por vivir cada momento con un equipo de filmación que ama también el cine como yo. Esa es la magia del cine para mí. Es imposible que desaparezca. No importa que sea digital o por streaming, no se puede reemplazar a la comunidad de artistas. Es lo que siempre sentí, desde el primer paso que di adentro de un estudio de cine”.

Con la vuelta de los mismos protagonistas de la última versión, “Halloween Kills” comienza precisamente donde había terminado antes. Y sin poder contar demasiado, el principio del nuevo final sigue la historia de la familia Strode, con Jamie Lee Curtis y un grupo de mujeres que en lugar de ser perseguidas, tratarán de perseguir al enmascarado Michael Myers, que también interpreta el actor original Nick Castle.

-¿Algún secreto que puedas contar de la versión original de Halloween?- “Veamos... John Carpenter compuso la banda de sonido original en un sintentizador, él solo. La primera versión de ‘Halloween’ en 1978 además se filmó en 20 días, con 300 mil dólares. Y la música es la gran belleza de la simpleza de sus notas. Muy poca gente sabe que John era músico, tenía una banda de rock The Coupe De Villes. En ‘Halloween Kills’ hay una escena al principio donde se ven unos trillizos cantando una canción en el bar. Y la canción que cantan es de The Coup De Villes”.

-¿Hasta qué punto te identificas con el personaje de Laurie Strode en Halloween?- “No hay nada más emocionante para un actor que poder interpretar el mismo personaje durante 43 años. No hay ningún precedente parecido. Y la vigencia se muestra en que todos los seres humanos cambiamos, a pesar de nuestras cicatrices, crecemos, nuestros huesos se curan y seguimos adelante. Es la humanidad que más me gusta de Laurie y es lo que me parece que se identifica la gente con ella. Porque todos tuvimos alguna herida en la vida, todos luchamos con algún demonio del pasado, en alguna forma o en otra”.

-¿La idea detrás de tu personaje de Halloween está inspirada en alguna mujer real?- “A lo mejor es Debra Hill, la pareja y amante de John Carpenter que escribió con él ‘Halloween’. Creo que Laurie Strode existe por Debra Hill. Ninguno de los tres personajes femeninos existiría en la versión original de Halloween sin Debra Hill, que lamentablemente falleció muchos años atrás (7 de Marzo, 2005, por cáncer). Ella creo que le impuso la inteligencia y el soñado romanticismo a Laurie. Es realmente una lástima que ella y John (Carpenter) no estén hoy para ser testigos del momento milagroso que estamos viviendo en el cine”.

-Para terminar: ¿Qué podemos saber del gran final de ‘Halloween Ends’?- “Leí el guion en el avión, me pareció emocionante y es una forma extraordinaria de terminar esta nueva trilogía”.

No hay publicaciones para mostrar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here