Doble rasero en la 4T

Palacio
Por Mario Díaz Vargas

3757

-Exhibida de Emilio Lozoya coloca en evidencia honestidad de la FGR
-Para los enemigos justicia; para los amigos justicia y gracia
-Rosario Robles y Lozoya Austin ejemplos de la doble vara para medir

EL trabajo periodístico de la reportera LOURDES MENDOZA no tan solo sirvió para exhibir al ex director de Petróleos Mexicanos (PEMEX), EMILIO LOZOYA AUSTIN, cenando en restaurante de postín en la Ciudad de México, sino que, además, dejó en claro que la impartición de justicia del gobierno de la Cuarta Transformación tiene dos varas para medir o, lo que es lo mismo, aplica justicia a los enemigos y justicia y gracia a los amigos.

LOZOYA AUSTIN, efectivamente, se encuentra en libertad condicional y no en arraigo domiciliario como suponía un sector importante de la opinión pública. La diferencia estriba en que, tras entregar su pasaporte, portar brazalete electrónico, firmar libro de asistencia cada 15 días y la prohibición de salir del país y de la Ciudad de México, puede transitar libremente a lo largo y ancho del ex Distrito Federal.

El arraigo domiciliario, obviamente, no permitiría tal libertad y como el término lo indica tendría como reclusorio su propio domicilio.

Extrañamente (o quizás no) la Fiscalía General de la República (FGR) no hizo uso de esa facultad y, por lo tanto, no solicitó al juez de control la prisión preventiva justificada a pesar de que se trata de un presunto culpable vinculado a dos procesos distintos: caso Odebrecht y caso Agro Nitrogenados en los cuales es acusado de lavado de dinero, asociación delictuosa, operación con recursos de procedencia ilícita y cohecho.

La figura jurídica de criterio de oportunidad es el argumento que antepuso la FGR para no solicitar una medida cautelar más severa, por lo que AUSTIN LOZOYA no tiene impedimento alguno para transitar a sus anchas dentro de la capital de la república mexicana.

Cabe señalar que esa ventaja tiene como fecha de caducidad el próximo 3 de noviembre. Si para entonces EMILIO LOZOYA no presenta pruebas fehacientes de sus dichos, su situación jurídica-al menos en teoría-cambiaría radicalmente.

Cuestión de recordar que los testigos que lo respaldarían han negado rotundamente su participación en ambas causas penales.

RODRIGO ARTEAGA SANTOYO, ex secretario particular, y FRANCISCO OLOSCOAGA RODRÍGUEZ, ex jefe administrativo de la Dirección General de Pemex, en declaración ministerial negaron haber grabado en video el reparto de los supuestos o reales sobornos.

El escándalo mediático derivado de la cena de LOZOYA AUSTIN colocó en relieve el doble rasero de la justicia de la 4T. Por un lado, la prisión preventiva para la ex funcionaria peñista ROSARIO ROBLES BERLANGA y, por el otro, la generosa libertad condicionada para quien se suponía que sería el inicio del desmantelamiento y castigo para quienes saquearon el país durante lo que la Cuarta Transformación denomina neoliberalismo.

La realidad es que, una venganza política de influyente matrimonio de la 4T mantiene en prisión a ROBLES BERLANGA, mientras que LOZOYA AUSTIN goza de cierta libertad a cambio de ser el “testigo de cargo” para los expresidentes neoliberales, no para que vayan a la cárcel, pero sí para mantener amague y control político.

Desde su extradición de España que el gobierno del presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR cacareó con bombo y platillo, el ex director de Pemex jamás ha pisado la cárcel. Apenas llegó a territorio mexicano, la Fiscalía General de la República solicitó su arraigo en el hospital privado Ángeles del Pedregal, en la capital del país, bajo el argumento que el presunto culpable presentaba un cuadro de anemia aguda y problemas digestivos con origen en el esófago.

Los días 28 y 29 de julio del año pasado, EMILIO LOZOYA fue vinculado a proceso los casos de Agro Nitrogenados y Odebrecht, respectivamente. Sin embargo, hasta el momento y teóricamente, está en duda la honestidad y transparencia de la justicia de la Cuarta Transformación.

En términos coloquiales “puro jarabe de pico” muy similar al proceso penal en que la 4T ha vinculado al gobernador de Tamaulipas, FRANCISCO JAVIER GARCÍA CABEZA DE VACA.

Ni hablar.

DESDE EL BALCÓN:
I.-Alguien debiera sugerirle a la alcaldesa del municipio Díaz Ordaz ubicado en la frontera norte de Tamaulipas, NATALY GARCÍA DÍAZ, que tomar una brocha para pintar o una manguera para regar no es la mejor forma de presentar una imagen de “mujer de mucho trabajo”.
Con su juventud y anatomía no requiere de poses falsas que a nadie convencen y, por el contrario, le generan críticas de “todos colores y sabores”.
Ya de por sí recientemente la “había regado” con eso de pretender el cambio de nombre del municipio por considerar que es inapropiado, porque recuerda al ex presidente Gustavo Díaz Ordaz y la “matanza del 68”.

Y hasta la próxima.
[email protected]

No hay publicaciones para mostrar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here