Boone continuará como mánager de Yanquis por tres años más

1586

Agencias.- Aaron Boone se queda en Nueva York, por tres años más.

Boone seguirá al mando de los Yanquis tras firmar un nuevo contrato que ratifica la confianza en un mánager que logró encadenar cuatro temporadas con récord positivo pero con reiterados fiascos en los playoffs.

“Un mánager es tan bueno como los jugadores que tiene”, dijo el gerente general Brian Cashman al anunciar el martes un contrato de tres años para Boone y que incluye una opción del club para 2025.

Boone será el primer piloto de los Yanquis — desde Miller Huggins en 1922 — que vuelve para una quinta temporada tras no poder conquistar el campeonato durante sus primeras cuatro.

“Si estuviera disponible en el mercado de agentes libres, creo que sería el candidato número uno para llenar vacantes de mánager”, aseguró Cashman. “Hay varias vacantes y nosotros hubiéramos salido a buscar a alguien con un perfil como el suyo”.

Boone, cuyo jonrón sentenció la conquista del título de la Liga Americana para los Yanquis en 2003, ha amasado una marca de 328-218 al frente. Sus equipos se han clasificado cuatro veces a los playoffs, con un título de la División Este del circuito como máximo logro.

Nueva York doblegó a Oakland en el juego de comodines de 2018 para luego caer 3-1 ante Boston en la serie divisional. Barrieron a Minnesota en la serie divisional de 2019 y después perdieron ante Houston en una serie de campeonato de liga que se fue a seis juegos. El año pasado, los Yanquis barrieron a Cleveland en una serie de comodines para seguido sucumbir ante Houston en una serie divisional que se fue a cinco partidos. Cayeron ante los Medias Rojas en el duelo de comodines este año.

“Aaron Boone fue parte de la solución, no el problema”, afirmó Cashman.

Los Yanquis no acuden a la Serie Mundial desde su consagración en 2009, bajo la dirección de Joe Girardi — la última campaña completa antes del deceso del dueño George Steinbrenner. Boone fue contratado por el gerente general Brian Cashman y Hal Steinbrenner, quien reemplazó a su padre como dueño principal en noviembre de 2008.

“Tenemos una persona y mánager en Aaron Boone que cuenta con la sapiencia beisbolera y que goza de amplio respeto en el camerino para sacarnos adelante”, dijo Steinbrenner el martes en un comunicado. “Como equipo y como organización, tenemos que crecer, evolucionar y mejorar. Necesitamos ser mejores. Punto. Sé que Aaron asume plenamente nuestras expectativas de éxito, y tengo la confianza de que podré aprovechar su inteligencia, instintos y liderazgo al buscar nuestro próximo campeonato de la Serie Mundial”.

El nuevo contrato para Boone no revistió sorpresa. Boone goza del apoyo de los jugadores y los ejecutivos del equipo le eximieron de culpa por los altibajos durante la pasada campaña.

Boone, de 48 años, fue un tercera base en su carrera como pelotero y luego fue comentarista de ESPN. No tenía ningún tipo de experiencia como dirigente cuando fue contratado por los Yanquis.

“Creo que puedo llevarles a la cima. Para eso estoy aquí. Y para eso vuelvo”, dijo Boone.

Durante una prolongada teleconferencia, Cashman reveló que buscará fichar a un nuevo torpedero en el mercado para reemplazar a Gleyber Torres. Cuando faltaban tres semanas para el final de la temporada regular, el venezolano perdió la titularidad en esa posición y pasó a la segunda base.

“El campocorto es una necesidad”, dijo Cashman. “Creo que la segunda base es lo mejor para Gleyber”.

Cashman ha sido el gerente de los Yanquis desde 1988 y tiene un contrato de cinco años que acabará en 2022.

La versión 2021 de los Yanquis fue la de un equipo intermitente. Encadenaron rachas de 13, siete y seis juegos, pero también tuvieron seguidillas de derrotas, de siete, cinco y cuatro de cuatro.

Pese a las adquisiciones a mitad de campaña de Anthony Rizzo y Joey Gallo, los bateadores zurdo de los Yanquis quedaron últimos en las mayores con un promedio de .207 y 26 en jonrones con 53. Los derechos, liderados por Aaron Judge y Giancarlo Stanton batearon para .249 con 169 jonrones.

“Fuimos como el caso del doctor Jekyll y el señor Hyde”, dijo Cashman. “A veces éramos imparables, pero muchas veces dimos lástima”.

Los Yanquis tendrán un amplio abanico de torpederos en la agencia libre: Carlos Correa (Astros), Corey Seager (Dodgers), Javier Báez (Mets), Trevor Story (Rockies) y Marcus Semien (Azulejos).

También deberán decidir si gastan para retener a Rizzo como titular en la inicial o si el dominicano Gary Sánchez debe seguir como receptor.

Y pronto tendrán que definir ofrecerle un contrato de largo plazo a Judge. El jardinero derecho será agente libre tras 2022.

“Queremos más y esperamos más de nosotros”, remarcó Cashman.

No hay publicaciones para mostrar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here