Urgen cuatro mil millones para evitar inundaciones

1491
Tiempo aproximado de lectura: 1 minuto

Para evitar las inundaciones en Tampico, Madero, Altamira, Victoria, Matamoros y Reynosa urgen por lo menos cuatro mil millones de pesos a fin de llevar a cabo la construcción de drenes hidráulicos.

Luis Javier Pinto Covarrubias, director de la Comisión Estatal del Agua de Tamaulipas, aseguró que existen una serie de proyectos para la construcción de los drenes pluviales necesarios en las ciudades mencionadas, pero el problema estriba en que la Federación, la Comisión Nacional del Agua no han aprobado los recursos presupuestales necesarios.

Cuando menos se requiere que la Federación Hacienda destinen recursos para lo que sería una primera etapa misma que consideraría la construcción de algunos drenes que son necesarios para el desfogue de agua de lluvias atípicas y evitar con ello el problema de inundaciones, señaló.

Apuntó que es un presupuesto que rebasa los cuatro mil millones de pesos, pero es urgente se autoricen los primeros recursos para el inicio de las obras a efecto de atender el problema de las inundaciones. Explicó que las obras contemplan diversas etapas.

Explicó que en el caso de Tampico, Madero, y Altamira los drenajes pluviales requieren de una inversión del orden de los 120 millones de pesos mismas que podría comenzar con uno o dos de esos drenes, lo mismo que en Victoria en donde se contempla el denominado dren rielero que también se requiere.

En el caso de Reynosa se requiere de ampliar los drenes El Anhelo y Reynosa, lo cuales requieren de una inversión de 400 millones de pesos en las primeras etapas.

Pinto Covarrubias reiteró que todas estas obras son una prioridad y estrictamente necesarias para ayudar al dedique del agua en temporada de lluvias.

Advirtió que los problemas de las inundaciones persistirán en estas ciudades sino se ejecutan de manera urgente las obras necesarias.

No hay publicaciones para mostrar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí