Verdad que peca, pero incomoda

Palacio
Por Mario Díaz Vargas

2283
Tiempo aproximado de lectura: 4 minutos

-Preocupa a Estados Unidos los crímenes contra periodistas en México
-El gobierno yanqui es “candil de la calle y oscuridad en su casa”: AMLO
-La realidad: más de 50 comunicadores asesinados durante la 4T

CON razón y sin ella, el presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR reaccionó con inconformidad ante la declaración del secretario de Estado de los Estados Unidos, ANTONY BLINKEN, al referir su preocupación por la muerte de periodistas en México.

Con razón, porque se trata de un asunto doméstico que, lógicamente, debe ser abordado por la autoridad mexicana, al margen del respeto a la soberanía nacional. Sin razón, porque, desde el punto de vista del tío Sam, la escalada violenta que enfrentan los comunicadores aztecas, recrudecida en el presente año, es una situación que pone en riesgo su seguridad nacional.

A pesar de que el Jefe del Ejecutivo Federal considera que BLINKEN “está mal informado” y que los Estados Unidos de Norteamérica se conducen como “candil de la calle y oscuridad de la casa”, la realidad es que los atentados a periodistas son acciones violentas que, quiérase o no, hacen ver mal al gobierno de la Cuarta Transformación.

JEN PSAKI, vocera de la Casa Blanca, es contundente al afirmar que el secretario de Estado de Estados Unidos se basa “en los hechos”, al abordar el grave problema que enfrentan los periodistas al ejercer su profesión en México.

Más de medio centenar de mensajeros asesinados en los tres primeros años del sexenio lopezobradorista no es una estadística halagadora, a pesar de que en la mayoría de los casos los crímenes podrían ser atribuidos a los cárteles de la droga de acuerdo a las evidencias recabadas durante la indagatoria. Tan solo en lo que va del año han sido asesinado seis periodistas, agregando de última hora a la lúgubre lista a JORGE CAMERO ZAZUETA, de Empalme, Sonora.

Del mismo modo, el muy bajo porcentaje de atentados aclarados y la detención de los responsables materiales no es un indicio claro que refuerce la postura de la 4T en el sentido de que en México se acabó la impunidad.

Ante la severa crítica extranjera, el presidente LÓPEZ OBRADOR instruyó al canciller MARCELO EBRARD para entregar documentación relativa a las investigaciones y detenciones sobre atentados a periodistas a través de la vía diplomática. Desafortunadamente, las estadísticas sobre agresiones e investigaciones serán insuficientes para cambiar la percepción del secretario de Estado de la Unión Americana. La revirada acerca de que los homicidios son cometidos con armas provenientes de los Estados Unidos, no es argumento convincente ni suficiente del gobierno mexicano.

Tan es así que, para el gobierno de los Estados Unidos, el presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR es señalado como quien impulsa las agresiones a periodistas y comunicadores a través del discurso estigmatizante.

Para el senador republicano TED CRUZ-con razón o sin ella-México enfrenta el grave problema que representa la ruptura del Estado de Derecho, lo que, a su vez, afecta la seguridad nacional de los Estados Unidos.

En el mismo contexto se expresa el subsecretario de Estado del Departamento de Asuntos del Hemisferio Occidental, BRIAN NICHOLS, al referirse a la violencia extrema que enfrentan los periodistas mexicanos.

Las reacciones de los altos funcionarios estadounidenses se producen a tan solo un par de semanas que la Asociación Nacional de Periodistas, Locutores y Comunicadores de los Estados Unidos y su Representación en México signaron un documento con fecha 11 de febrero solicitando la intervención ante la administración Biden, del subsecretario de Estado de E.U.A.

El incremento de asesinatos de periodistas, reporteros y corresponsales de noticias en México, y la imposibilidad del gobierno mexicano para enfrentar el flagelo, es el sustento de la petición de la organización gremial que agrupa a comunicadores de Estados Unidos y la República Mexicana.

“Le instamos a usted y a la administración de Biden a que exijan de inmediato al gobierno de México que proceda con investigaciones a gran escala para encontrar, enjuiciar y condenar a los perpetradores. Los crímenes contra periodistas bajo la tutela del presidente (AMLO) Andrés Manuel López Obrador pisotean la democracia, se burlan del liderazgo de Estados Unidos en América Latina y son una peligrosa amenaza a los derechos humanos y la libertad de presa”, reza uno de los párrafos de la misiva signada por el colega GILBERTO CORTEZ, presidente de la ANPLC-USA y quien abajo suscribe al calce titular de ANPLC-México.

El oficio enviado al Subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, BRIAN NICHOLS, fue con copia al embajador estadounidense en México, KEN SALAZAR, y los senadores TIM KAINE y MARCO RUBIO, de los partidos Republicano y Demócrata, respectivamente.

DESDE EL BALCÓN:
I.-Que lástima que un sedicente dirigente del “gremio periodístico organizado en el país” se haya inconformado por la realización de sendos eventos que congregaron, recientemente, a varias instituciones gremiales en la ciudad de México.
Dice el dicho y dice bien “que hasta lo que no come, le hace daño”.
Ni hablar…..que siga rumiando, amargado y destilando bilis.

II.-A reserva de abundar en el tema sobre la “lucha del gremio organizado desde hace 20 años” y de una entelequia morelense en busca de la ley de bienestar para los periodistas, “retomada por el presidente ANDRES MANUEL LÓPEZ OBRADOR”, citaremos lo que el Jefe del Ejecutivo Federal dijo al respecto:

Se le preguntó sobre la situación de los auténticos reporteros: “Nosotros estamos pensando en algo. Para no plagiar la idea, un periodista, Rubén Villalpando (corresponsal de El Sinodal de Tamaulipas en Ciudad Juárez), me hizo una propuesta. Tiene una iniciativa: entre otras cosas, propone que destinemos un porcentaje del gasto de publicidad del gobierno para un fondo que permita que los periodistas tengan garantizado el derecho a la salud y creo que también a la pensión. Y a lo mejor lo vamos a hacer. En eso nos podrían ayudar los dueños de los medios, el que aporten algo para los periodistas que ganan muy poco”.

Así que, “no la chiflen que es cantada”, o bien, “no se vale saludar con sombrero ajeno”.
Lástima por aquellos que sin consentimiento signan un “comunicado conjunto”.

Y hasta la próxima.
[email protected]

No hay publicaciones para mostrar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí