Mucha alharaca, pero…..

Palacio
Por Mario Díaz Vargas

-Irrelevante no ejercicio de acción penal contra testigo protegido -Se aclara un testimonio y se desvanece acusación por declaraciones falsas -Las acusaciones de la UIF mantienen en zozobra a Cabeza de Vaca

1307
Tiempo aproximado de lectura: 4 minutos

Por Mario Díaz

EL hecho que la Fiscalía General de la República haya dictaminado el no ejercicio de acción penal en contra del testigo protegido ANTONIO PEÑA ARGUELLES, con el nombre clave “Ángeles”, no reviste especial relevancia en el expediente integrado en contra del gobernador de Tamaulipas FRANCISCO JAVIER GARCÍA CABEZA DE VACA.

PEÑA JUÁREZ fue acusado por GARCÍA CABEZA DE VACA el 30 de diciembre de 2015 por el delito de falsedad de declaraciones, derivado de un testimonio rendido por “Ángeles”, el 23 de enero de 2012, ante el Agregado de la Procuraduría General de la República en San Antonio, Texas, KEPLER BARRÓN ARTEAGA.

De acuerdo a algunas publicaciones periodísticas que sustentaron la denuncia del mandatario tamaulipeco, PEÑA JUÁREZ habría testificado que, en 2004, representante de un grupo criminal le había entregado 500 mil dólares como apoyo económico para su campaña política en busca de la alcaldía de ciudad Reynosa.

Cabe señalar que por alguna razón tanto la Subprocuraduría Especializada en Investigaciones de Delincuencia Organizada (SEIDO), así como la Agregaduría de la entonces PGR en San Antonio, Texas, y la Subprocuraduría Jurídica y de Asuntos Internacionales, desde el 3 de marzo de 2016 hasta diciembre de 2021, siempre negaron al Ministerio Público de la Federación tener registros de la declaración, e incluso, de la averiguación previa que involucra al testigo protegido.

Finalmente, el 19 de enero del año en curso, la Fiscalía Especializada en Delincuencia Organizada aceptó que, efectivamente, ANTONIO PEÑA ARGUELLES rindió un testimonio ante el Agregado BARRÓN ARTEAGA el 23 de enero de 2012 en San Antonio, Texas. El oficio fue recibido por la Maestra ANA LUISA RODRÍGUEZ SOBERANES, Agente del Ministerio Público Federal titular encargada de la Unidad Especializada en Investigaciones de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita y de Falsificación de Moneda.

Sin embargo, la representante social determinó que “no se aprecia que la declaración sea en contra del C. Francisco Javier García Cabeza de Vaca” por lo que dictó el ejercicio de no acción penal en contra de “Ángeles”.

Es decir, si el testigo protegido no declaró nada en contra del ahora gobernador de Tamaulipas, en consecuencia, tampoco prosperó la denuncia sustentada, supuesta o realmente, en informaciones periodísticas manipuladas.

Desde otro ángulo, se diluyó un señalamiento que involucraba al mandatario estatal con un grupo delictivo, hace 18 años. Como el testimonio rendido en 2012 afectaba su aspiración a la candidatura del PAN al gobierno de Tamaulipas, GARCÍA CABEZA DE VACA acusó, en diciembre de 2015, de falsedad de declaraciones al testigo protegido “Ángeles”, aunque, de acuerdo al reciente dictamen de la FGR no hay delito que perseguir.

No obstante, el equipo jurídico y de comunicación social del Jefe del Ejecutivo Estatal intentan confundir a la opinión pública, haciendo aparecer que a la Cuarta Transformación se le “está cayendo el teatro”, cuando en realidad es un asunto que supuestamente inició en 2004, se testificó en enero de 2012, se acusó en diciembre de 2015 y se resolvió en febrero de 2022. Es evidente que, salvo en la fecha del resolutivo judicial, la 4T nada tuvo que ver en el tema, toda vez que la tercera alternancia política en el país inició en 2018.

Lo cierto es que el expediente integrado por la FGR con acusaciones de origen en la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) sigue reforzando la orden de aprehensión que pesa en contra del gobernador de Tamaulipas, acción frenada por la inmunidad procesal que le otorga el fuero estatal a pesar del desafuero de la Cámara de Diputados. Al respecto, el jueves 24 de marzo, la Suprema Corte de Justicia de la Nación determinará si procede el desafuero de la Cámara de Diputados o si permanece fuera del alcance-por el momento- del brazo de la justicia hasta en tanto finalice, el 30 de septiembre, su período constitucional.

La salida del extitular de la UIF SANTIAGO NIETO por motivos políticos, no significa necesariamente que las pruebas aportadas son manipuladas o inventadas como pretende hacer aparecer el mandatario tamaulipeco. Si así fuera, la FGR ya se hubiese desistido de la acción penal, como ya lo hizo con la denuncia presentada por CABEZA DE VACA en contra del testigo protegido ANTONIO PEÑA ARGUELLES, identificado con el nombre clave de “Ángeles”.

Realmente en poco o nada beneficia al mandatario estatal el hecho que se haya desvanecido una acusación por falsedad de declaraciones ni tampoco que, durante su candidatura para ser alcalde de Reynosa en 2004, un grupo delictivo, supuesta o realmente, le haya entregado 500 mil dólares para su campaña política.

 

DESDE EL BALCÓN:

I.-Pregunta para los juristas ¿realmente le beneficia jurídicamente al gobernador GARCÍA CABEZA DE VACA el no ejercicio de acción penal en favor del testigo protegido “Ángeles”?

Lo único claro es que el ahora mandatario estatal no recibió dinero de procedencia ilícita en 2004 y que PEÑA ARGUELLES no hizo ninguna declaración que lo inculpara.

Pero…..¿y eso qué?

Y hasta la próxima.

[email protected]

No hay publicaciones para mostrar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí