Los republicanos se unen contra Trump

3396
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Reunirán fondos de donantes anónimos para “derrotar 
y destruir” a Donald Trump tras sus dichos “fascistas”.

Agencias.

WASHINGTON. Las declaraciones cada vez más incendiarias del aspirante republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, están llevando a algunos conservadores a desmarcarse de su compañero de partido, a quien incluso ya no dudan en tildar de “fascista”.

Trump dijo recientemente que apoyaría el fichaje sistemático de los musulmanes residentes en Estados Unidos y ha insistido –a pesar de carecer de pruebas– en que vio a árabes en Nueva Jersey festejar la caída de las Torres Gemelas del World Trade Center en los atentados del 11 de septiembre de 2001.

Su postura respecto a la comunidad musulmana ha evolucionado hacia tal grado de beligerancia que algunos dirigentes y militantes de su propio partido se han preguntado si Trump está realmente comprometido con los valores democráticos.

Expertos republicanos advierten que Trump podría causar un daño duradero a su partido, y que su nominación para las presidenciales de fines de 2016 debería ser evitada a toda costa, entre otras cosas porque favorecería a la probable candidata demócrata, la exsecretaria de Estado Hillary Clinton.

Por ello, republicanos han anunciado que constituirán una suerte de comité anti-Trump asociado al grupo económico conservador Club for Growth (Club para el crecimiento).

La operadora política republicana Liz Mair formó por su lado un nuevo grupo, Trump Card LLC, que pretende reunir fondos de donantes anónimos para ayudar a “derrotar y destruir” al empresario, según un reciente informe de The Wall Street Journal.

Paralelamente, se han difundido en las redes videos muy críticos con las posturas de Trump.

En uno de ellos, el gobernador del estado de Ohio, John Kasich, vinculó a Trump con la Alemania nazi.

Además, varios equipos de campaña de rivales de Trump parecen haberse convencido de la necesidad de unirse para oponerse a su candidatura.

“Trump es un fascista, y éste no es un término que yo utilice a menudo. Sin embargo, él se ha ganado ese calificativo”, señaló en Twitter Max Boot, un asesor de política exterior del aspirante presidencial republicano 
Marco Rubio.

“El registro forzoso de ciudadanos estadunidenses en función de su pertenencia religiosa es propio del fascismo”, afirmó a su vez John Noonan, un asesor de seguridad nacional del exgobernador de Florida, Jeb Bush.

 

 

No hay publicaciones para mostrar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí