¿Se le fue el tren presidencial?

-Le falló el cálculo político al ex canciller Marcelo Ebrard -Confió en su imagen, experiencia y cercanía con AMLO -Asegura que su nombre aparecerá en la boleta electoral 2030

2840
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Por Mario Díaz

H. Matamoros, Tamaulipas.-Todo parece indicar que el ex canciller MARCELO EBRARD CASAUBÓN erró en el cálculo político de su proyecto por relevar al presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR en el Poder Ejecutivo Federal.

Si bien es cierto que su carrera y experiencia política lo colocaban en lugar preferencial el hándicap presidencial, también es una realidad que no necesariamente la mejor carta es la que decide el juego.

EBRARD CASAUBÓN subió al ring político en la contienda interna morenista confiado en su imagen personal, tablas políticas y un buen desempeño en la Secretaría de Relaciones Exteriores que le redituó buenos dividendos a nivel internacional.

Sin ánimo de comparaciones odiosas, el ex titular de la política en el gobierno de la Cuarta Transformación parecía superar a CLAUDIA SHEINBAUM, ADÁN AUGUSTO LÓPEZ, GERARDO FERNÁNDEZ NOROÑA y RICARDO MONREAL ÁVILA y, por lo tanto, la expectativa lo colocaba como la mejor opción para la continuidad del proyecto de nación de la 4T.

A pesar de que el presidente LÓPEZ OBRADOR mostraba indiscutible preferencia en favor de la ex jefa de gobierno capitalino, MARCELO EBRARD confiaba en su imagen personal, experiencia política y cercanía con el fundador del Movimiento de Regeneración Nacional.

El huésped de Palacio Nacional-para no herir susceptibilidades-abrió el abanico de participantes en aparente democracia morenista, pero se guardó el “as bajo la manga”: las encuestas.

Bajo el camuflaje partidista amparado por la Constitución, Morena inició una prematura campaña proselitista que, desde entonces, no dejaba lugar a dudas de que SHEINBAUM sería la elegida a juzgar por el apoyo del gobierno federal y los 22 gobiernos estatales surgidos de la marca política en el poder.

A pesar de la expectativa, el ex secretario de Relaciones Exteriores confiaba en que el gran elector lo catapultaría, primero, a la coordinación de comités de defensa de la 4T y, posteriormente, a la candidatura presidencial 2024.

MARCELO denunció irregularidades en la competencia interna morenista y exigió a la dirigencia nacional la reposición del proceso, amagando con abandonar el partido y el proyecto de nación de la Cuarta Transformación.

Sin embargo, al final de la jornada, ni se repuso el proceso ni abandono a Morena ni tampoco aceptó competir por la candidatura presidencial de Movimiento Ciudadano.

Desde cierta perspectiva, muy seguramente EBRARD valoró un rompimiento con AMLO y la 4T con todo lo que ello podría significar en su futuro personal y político y decidió negociar posiciones con la virtual candidata CLAUDIA SHEINBAUM.

Asimismo, matizó su decisión con el argumento de que su nombre aparecerá en la boleta electoral por la Presidencia de la República en 2030, aunque, claro está, la realidad es que el tren presidencial ya se le fue al ex canciller mexicano.

Su estrategia de prolongar hasta el último momento la decisión tomada en lugar de asumir una postura concreta en tiempo y forma, sin duda, impactará negativamente en su activo político y, obviamente, en su futurismo en la función pública.

Es decir, reconózcase o no, lo cierto es que su decisión posiblemente le redundará algunos beneficios políticos para él y sus seguidores, siempre y cuando la virtual candidata presidencial cumpla su palabra.

Sin embargo, el proyecto presidencial 2030 seguramente ya no estará a su alcance como consecuencia de la credibilidad y seriedad perdida en el proceso 2024.

Sin la plena confianza del presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR y los roces existentes con quien se perfila como la sucesora, el futuro de MARCELO EBRARD CASAUBÓN, en primer plano, no parece muy promisorio.

 

DESDE EL BALCÓN:

I.-A juzgar por la acción emprendida, todo hace indicar que la titular de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México, ERNESTINA GODOY, podría estar en una posición de fragilidad.

Al personal de la fiscalía se les está obligando a firmar un escrito que avala una “Opinión Favorable” en el desempeño de su función.

Tal vez la fiscal GODOY tema que aterrice la versión surgida en el sentido de que OMAR GARCÍA HARFUCH asumiría ese cargo mientras los tiempos electorales lo catapultan a un escaño por la vía plurinominal en el Senado de la República.

II.-Mientras tanto en ciudad Victoria, Tamaulipas, en el restaurante de postín Don Jorge, no pasó desapercibido una acalorada discusión entre el alcalde de ciudad Reynosa CARLOS PEÑA ORTIZ y el secretario General de Gobierno, HÉCTOR JOEL VILLEGAS GONZÁLEZ, quien, entre paréntesis, era quien se notaba más molesto y alterado.

Y hasta la próxima.

mariodiaz27@prodigy.net.mx

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí