Christine Blasey relata agresión de Brett Kavanaugh

360

El Comité de Justicia del Senado escuchó la declaración de la mujer
agredida por el aspirante a la Suprema Corte de Justicia de EU

Agencias
Washington.- Pensé que iba a violarme. Traté de gritar pidiendo ayuda. Cuando lo hice, Brettme puso su mano sobre la boca para evitar que gritara».
Así relató Christine Blasey Ford este jueves ante el Senado la supuesta agresión sexual de 1982 de la que acusa al juez Brett Kavanaugh, candidato de Donald Trump al cargo vitalicio de magistrado de la Corte Suprema de Estados Unidos.
«Absolutamente no», respondió tajante cuando le preguntaron si podía estar confundida sobre la identidad de su agresor, de lo que aseguró estar «100%» segura.
El Comité de Justicia del Senado escuchó esta esperada e histórica declaración que podría ser determinante para la designación de Kavanaugh.
Con voz en ocasiones temblorosa, Ford relató su versión de lo que ocurrió en el transcurso de una fiesta de amigos cuando ella tenía 15 años y él 17 en una casa de campo, y que según su testimonio, «alteró drásticamente» su vida.
Kavanaugh, que rechaza sus acusaciones y las de otras tres mujeres que también aseguran haber sido víctimas de agresión sexual, declaró también minutos después ante el Senado.
«Nunca he agredido sexualmente a nadie. Ni en la escuela, ni en la universidad. Nunca», afirmó.
El juez defendió su inocencia en un elevado tono de aparente enfado. Sus palabras se vieron entrecortadas en varios momentos por la emoción.
A punto de romper llorar, el juez aseguró que su familia y su nombre habían sido «total y permanentemente destruidos por acusaciones adicionales viciosas y falsas».
«Esto es un circo».
Además, Kavanaugh negó haber estado nunca en la fiesta en la que Ford enmarca los presuntos abusos, y remarcó en repetidas ocasiones el hecho de que el resto de personas supuestamente presentes en la reunión no recordaran lo ocurrido.
«Incluso su amiga de toda la vida, la señora Keyser, dijo que no me conoce y que no cree que me haya visto nunca en una fiesta… Piensen en eso».
«Pensé que iba a violarme»
Según el relato de Ford, Kavanaugh y su amigo Mark Judge la empujaron sobre la cama de una habitación. Entonces, Kavanaugh se abalanzó sobre ella y comenzó a tocarla e intentar quitarle la ropa.
En ese momento, la mujer temió que la fueran a violar e incluso que, tapando su boca para que no gritara, accidentalmente la mataran.
«Esto fue lo que más me aterrorizó y ha tenido el impacto más duradero en mi vida», aseguró la profesora universitaria.
Ford señaló como uno de sus más vívidos recuerdos las risas de Kavanaugh y Judge, en estado de ebriedad. «Los dos parecían estar pasándolo bien».
En un momento, ella consiguió escapar de la habitación y esconderse en un baño. Sus presuntos agresores salieron de la habitación y ella se fue corriendo de la casa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here