Vacunas chinas contra COVID-19 'arrasan' en gran parte del mundo

946

Agencias.- El avión cargado de vacunas acababa de detenerse en el aeropuerto de Santiago a finales de enero y el presidente de Chile, Sebastián Piñera, estaba radiante. “Hoy”, dijo, “es un día de alegría, emoción y esperanza”.

La fuente de esa esperanza: China, un país del que Chile y decenas de otras naciones dependen para ayudar a rescatarlos de la pandemia de COVID-19.

La campaña de diplomacia de vacunas de China ha sido un éxito sorprendente: ha prometido aproximadamente 500 millones de dosis de sus vacunas a más de 45 países, según un recuento país por país de The Associated Press. Con solo cuatro de los muchos fabricantes de vacunas de China que afirman que pueden producir al menos 2 mil 600 millones de dosis este año, una gran parte de la población mundial terminará inoculada no con las elegantes vacunas occidentales que cuentan con tasas de eficacia que acaparan los titulares, sino con la humildad de China.

En medio de la escasez de datos públicos sobre las vacunas de China, las dudas sobre su eficacia y seguridad siguen siendo generalizadas en los países que dependen de ellas, junto con las preocupaciones sobre lo que China podría querer a cambio de las entregas. No obstante, las inoculaciones con vacunas chinas ya han comenzado en más de 25 países, y las vacunas chinas se han entregado a otros 11, según el recuento de AP, basado en informes independientes en esos países junto con anuncios gubernamentales y de empresas.

Es un golpe potencial para salvar la cara de China, que se ha decidido a transformarse de un objeto de desconfianza por su mal manejo inicial del brote de COVID-19 en un salvador. Al igual que India y Rusia, China está tratando de generar buena voluntad y ha prometido aproximadamente 10 veces más vacunas en el extranjero de las que ha distribuido en casa.

"Estamos viendo ciertamente que la diplomacia de las vacunas en tiempo real comienza a desarrollarse, con China a la cabeza en términos de poder fabricar vacunas dentro de China y ponerlas a disposición de otros", dijo Krishna Udayakumar, director fundador de Duke Global Health. Centro de innovación de la Universidad de Duke. “Algunos de ellos donaron, otros vendieron y algunos de ellos se vendieron con financiamiento de deuda”.

China ha dicho que está suministrando “ayuda para vacunas” a 53 países y exporta a 27, pero rechazó una solicitud de AP para realizar una lista. Un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores dijo que China consideraba la vacuna como un "bien público mundial". Los expertos chinos rechazan cualquier conexión entre la exportación de sus vacunas y la renovación de su imagen.

"No veo ningún vínculo allí", dijo Wang Huiyao, presidente del Centro para China y la Globalización, un grupo de expertos de Beijing. "China debería hacer más para ayudar a otros países, porque lo está haciendo bien".

China se ha centrado en los países de ingresos bajos y medianos que en gran medida quedaron atrás cuando las naciones ricas adquirieron la mayoría de las costosas vacunas producidas por empresas como Pfizer y Moderna. Y a pesar de algunos retrasos propios en Brasil y Turquía, China ha capitalizado en gran medida las entregas más lentas de lo esperado por parte de los fabricantes de vacunas de EU y Europa.

Como muchos otros países, Chile recibió muchas menos dosis de la vacuna Pfizer de las que prometió en un principio. En el mes posterior al inicio de su programa de vacunación a fines de diciembre, solo llegaron alrededor de 150 mil de los 10 millones de dosis de Pfizer que ordenó el país sudamericano.

No fue hasta que la compañía china Sinovac Biotech se abalanzó con 4 millones de dosis a fines de enero que Chile comenzó a inocular a su población de 19 millones con una velocidad impresionante. El país tiene ahora la quinta tasa de vacunación per cápita más alta del mundo, según la Universidad de Oxford.

La chilena Vilma Ortiz recibió su vacuna Sinovac en una escuela en el barrio Nunoa de Santiago, junto con otras 60 personas. Aunque se considera a sí misma "una especie de persona escéptica", dijo que investigó las vacunas chinas en internet y estaba satisfecha.

"Tengo mucha fe y confianza en la vacuna", dijo.

No hay publicaciones para mostrar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here