"UAT Y EL RELEVO RECTORAL"

Opinión Económica
Por Jorge Alfredo Lera Mejía

3857

Desde el año 1972, conozco y vibro desde adentro la evolución y crecimiento de mi Alma Mater, la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT).

Del año 1972 al 1977, cursé y recibí constancia de pasante de la carrera de Licenciatura en Administración de Empresas, en la Facultad de Comercio y Administración de Tampico (FCAT).

Durante ese mismo periodo, por decisión propia, tuve la oportunidad de cursar en forma paralela la carrera vespertina de Licenciado en Economía, en la Universidad del Golfo (UG), la cual contaba con el reconocimiento de la UNAM. Al estar incorporada dicha carrera, logré revalidar mis estudios de los primeros 5 semestres para trasladar mi terminación al campus de la Facultad de Economía de la UNAM en la CdMx.

El destino no me permitió el honor de terminar la carrera de economía en la UNAM, al sufrir el campus un paro de labores en el segundo semestre del año 1974. Sin embargo, tuve la fortuna de ser aceptado y becado, para cursar la misma carrera en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM). Al lograr revalidar parte de las materias cursadas en la Universidad del Golfo, en el año 1978 terminé y recibí constancia de pasante, y en 1982, presenté examen de grado recibiendo orgulloso el título de economista por el ITAM. Asimismo, en 1995, presenté examen profesional de grado de LAE en la FCAT de la UAT.

Para seguir abrevando y superando mis conocimientos, entre los años 2000 al 2003 curso y me título en la maestría en economía y desarrollo por la FMVZ de la UAT. Adicionalmente, en los años 2010 al 2014 termino mi ciclo completo de educación superior, al cursar y titularme del doctorado en Administración Pública por la UAMCJS, hoy Facultad de Derecho de Ciudad Victoria (FDYCSV) de la UAT.

Por lo anterior, puedo presumir que desde el año 1972 hasta el 2014, logré estudiar y recibir los grados desde licenciatura, maestría y doctorado en mi Alma Mater universitaria.

Misma casa de estudios que desde el año 2002 imparto clases de licenciatura, maestría y luego del 2014, cursos de doctorado. Primero siendo profesor de horario libre (2002 al 2011) y posteriormente, profesor de tiempo completo.

Por todo, puedo afirmar que pertenezco a una generación conocida como 100% UAT. Ese currículum me permite conocer a la UAT, que desde el año de 1956 a la fecha, cumple 65 años de ininterrumpida labor.

La Universidad Autónoma de Tamaulipas se fundó en el año de 1956 en el puerto de Tampico con la carrera de medicina, hoy dispone de distintos campus universitarios en las zonas norte, centro, huasteca y sur. Operan en la UAT 26 facultades y unidades académicas, en las que estudian más de 38 mil alumnos.

Las facultades y unidades académicas se ubican en los municipios de Tampico, Madero, Reynosa, Matamoros, Nuevo Laredo, Río Bravo, Mante, Valle Hermoso y en la capital Victoria.

Por parte de la planta docente, imparten cátedra más de 2 mil 720 maestros, todos con estudios superiores de maestría y más de la tercera parte con doctorado.

Maestros y alumnos, cuentan con representación para elegir y decidir los cambios de la Universidad.

Por lo anterior, este viernes trascendió la noticia, que al expresar el rector, Ing. José Andrés Suárez Fernández, que no se presentará para aspirar a su reelección, que por estatutos tiene derecho, se aprobó en Asamblea Universitaria llevar a cabo el proceso institucional del nuevo relevo rectoral.

De tal manera, se cita que el próximo rector sería el número 19 de la Universidad Autónoma de Tamaulipas.

La sesión de la Asamblea Universitaria, aprobó la convocatoria para elegir al próximo rector para el período 2022-2025. Asimismo, se aprobó el voto electrónico en los procesos de elección de autoridades ejecutivas de la institución.

La Asamblea Universitaria presentó la convocatoria por la Junta Permanente, órgano universitario que tiene a su cargo el proceso electoral, en la cual participaron directores y representantes de maestros y estudiantes.

La Junta Permanente, presidida por el Dr. Gustavo Gutiérrez Sánchez, director de la Unidad Académica Multidisciplinaria Matamoros, dio a conocer las bases de la convocatoria para elección de Rector del período 2022-2025, documento que establece que los Consejos Técnicos de las facultades, unidades académicas y escuelas podrán presentar a la Junta Permanente la propuesta de un aspirante, acompañada de un plan académico y administrativo para la UAT.

Las propuestas deberán ser entregadas el 20 de septiembre de 9:00 a 18:00 horas. El 22 de septiembre se llevará a cabo la auscultación de aspirantes y se comunicarán los resultados de la auscultación a la Asamblea Universitaria y los difundirá por los medios que considere pertinentes.

La Asamblea, podrá elegir por mayoría de votos hasta tres candidatos, quienes a su juicio reúnan los mejores méritos académicos y administrativos para ocupar el cargo de Rector. En otra reunión, los candidatos deberán presentar su plan de desarrollo para la casa de estudios. La votación se llevará a cabo el próximo 30 de septiembre, de las 7:00 a 18:00 horas, en cada una de las 26 dependencias de la UAT. Los votos y actas correspondientes serán recibidos por la Junta Permanente a más tardar el 1 de octubre.

El informe del cómputo emitido por la Junta Permanente será presentado en la Asamblea convocada para tal efecto, y en la misma sesión se hará la declaración de Rector Electo y se fijará la fecha de toma de protesta.

Así se está por cumplir y cubrir el relevo institucional del nuevo rector número 19, en forma ordenada y pacífica, de una Universidad que detenta el honroso lugar 38 entre las mejores instituciones de educación superior, de acuerdo al organismo de valuación América Economía, con un promedio de 46.68 de Indice de Calidad 2020. Además, que la UAT tiene el honor este año, de ser coordinador de los trabajos del CUMex.

No hay publicaciones para mostrar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here