Tandas del Bienestar "desaparecen", las dejan sin presupuesto para 2022

654

Agencias.- El gobierno federal decidió no asignar recursos al programa de Microcréditos para el Bienestar, mejor conocido como “Tandas del Bienestar”, en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2022, uno de los programas sociales estrella del presidente Andrés Manuel López Obrador.

 

En sus apenas tres años de existencia, el programa no cumplió su objetivo de constituirse como una alternativa a las instituciones bancarias para otorgar créditos sin intereses a personas de escasos recursos para que emprendieran negocios, señala Animal Político.

 

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) también observó que el programa –que primero fue operado por la Secretaría de Economía y este año pasó a manos de Bienestar— careció de mecanismos de control y seguimiento que garantizaran que quienes recibieron los préstamos cumplían con el perfil para ser beneficiarios.

 

Año con año, las “Tandas del Bienestar” dejaron de ser una prioridad presupuestaria para el gobierno federal. En 2019, el primer año de su operación, el programa tuvo un presupuesto de 3 mil 033 millones de pesos; en 2020 la cifra disminuyó a 2 mil 500 millones, y para el PEF de 2021 bajó a 1 mil 500 millones de pesos.

 

La justificación del recorte de presupuesto público era que al programa se restituirían los reembolsos efectuados por los beneficiarios, pero, como también advirtió la ASF, no existe certeza de que esos recursos hayan regresado efectivamente a las arcas del gobierno.

 

Este medio escribió a la dirección de Comunicación Social de la Secretaría del Bienestar para cuestionarle si desapareció oficialmente el programa y cuál es el fundamento para ello, pero, hasta ahora la dependencia no había respondido. Por su parte, la Secretaría de Economía, que durante dos años operó el programa, se deslindó de responsabilidad y decidió no comentar al respecto.

 

Las “Tandas del Bienestar” otorgaban créditos de 6 mil pesos, con la posibilidad de que los beneficiarios accedieran a préstamos mayores si liquidaban su deuda inicial en un año. Según las Reglas de Operación, el siguiente crédito que podrían obtener sería de 10 mil pesos; al liquidarlo, podrían acceder a 15 mil, y luego, tras pagarlo, a 20 mil.

 

Sin embargo, Animal Político documentó que no existe evidencia de que el gobierno federal haya otorgado préstamos de más de 6 mil pesos, ni siquiera a las personas que sí cumplieron con liquidar el crédito en el periodo establecido para acceder a montos mayores.

 

Además, el programa solo cubrió al 19% de los 5 millones 274 mil potenciales beneficiarios, según cifras con corte a abril de 2021.

 

En su revisión de la Cuenta Pública 2020, la ASF afirmó que el gobierno dispersó los recursos del programa sin verificar si éste sirvió, efectivamente, para que las personas iniciaran o fortalecieran sus negocios.

 

“La Secretaría de Economía (SE) no acreditó contar con los criterios ni los elementos que se consideraron para determinar que los montos de los apoyos económicos (6 mil, 10 mil, 15 mil y 20 mil pesos) que se establecieron en las Reglas de Operación del programa fueron los adecuados para cubrir las necesidades de los beneficiarios y que contribuyeron al inicio y consolidación de los micronegocios beneficiados”, subraya la auditoría.

 

Si bien el gobierno federal ha sostenido que el programa será refinanciado con los mismos pagos de los beneficiarios, la ASF señaló que no existe evidencia de que la totalidad de esos recursos hayan sido reintegrados a la Tesorería de la Federación.

No hay publicaciones para mostrar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here