ENCUENTRO “NORMAL” DE CABEZA DE VACA Y CARMEN LILIA

1398
Tiempo aproximado de lectura: 6 minutos

Cordial se puede decir que fue el trato que tuvieron el Gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, y la Presidenta Municipal de Nuevo Laredo, Carmen Lilia Canturosas Villarreal, en su primer encuentro público en sus respectivas investiduras, esto durante el evento de la firma de ambos gobiernos con el NadBank de los términos y condiciones del financiamiento, ampliación y mejoramiento de los sistemas de alcantarillado y saneamiento en esta ciudad fronteriza. Y en este sentido correspondió al Embajador de Estados Unidos en Nuevo Laredo, Ken Salazar, para que se juntaran por primera vez en un acto público el mandatario estatal y la mandataria municipal, pues luego de cuatro meses y medio de haber asumido su cargo Carmen Lilia, no había participado en un evento con Francisco Javier, simple y sencillamente porque en los actos que ha tenido el Gobernador, no la han invitado. Pero bueno en este evento los dos se saludaron muy bien, no hubo rechazos, ni reproches, ni malos gestos. Muy formales los dos, como debe ser. ¿Y que les cuesta ser así? No que andan de la greña y se ven mal. Ojo esto sea el preludio para una mejor relación entre ambos gobernantes, por el bien de los neolaredenses.

DARÁ EL NADBANK 200 MIL DÓLARES
Y tocante a la referida firma, aparte del NadBank, el Gobierno del Estado de Tamaulipas y el Gobierno Municipal de Nuevo Laredo, también participaron la Comisión Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (COMAPA), la Comisión Estatal de Aguas de Tamaulipas (CEAT) y la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), acordándose resolver los flujos transfronterizos de aguas residuales. Para tal efecto el NadBank otorgará 200 mil dólares a través de su Programa de Asistencia Técnica para efectuar un diagnóstico referente a la operación y la sustentabilidad de las plantas, cuyo estudio detallará además las inversiones requeridas para la rehabilitación y el mejoramiento de las Plantas de Tratamiento Internacional y Noroeste, así como la ampliación de ésta última, lo que ayudará a eliminar descargas sin tratar al Río Bravo.

SUPERVISIÓN DEL PROYECTO DEL PARQUE BINACIONAL
Otra cosa que vino a hacer a esta frontera el Embajador de Estados Unidos en México, Ken Salazar, fue la de supervisar el proyecto de construcción del Parque Binacional que habrá de simbolizar los lazos de amistad de los Dos Laredos, y mediante el cual se busca revitalizar la economía y celebrar la historia que han compartido estas dos ciudades hermanas, por muchos años. De esta manera Ken Salazar culminó un recorrido por la frontera norte del país, que empezó en Tijuana, continuó en Ciudad Juárez, siguió en Reynosa, aparte de que también estuvo en Brownsville y regresó a Tijuana, y culminó justo en Nuevo Laredo.

LA VISITA DE AMLO
Para este sábado por la tarde está programada la visita del Presidente Andrés Manuel López Obrador a Nuevo Laredo, concretamente a las instalaciones de la Administración de la Aduana en el Puente 3, donde por cierto los chóferes de camiones planean llevar a cabo una protesta por la lentitud con la que trabaja la Aduana, y que les hace perder mucho tiempo en sus cruces. De hecho justamente ayer se cayó el sistema en la Aduana, y eso generó enormes filas en dicho cruce internacional, en algo que hasta parece burla por parte de las autoridades aduanera. Los chóferes inconformes buscarán la manera de hacerle llegar sus molestias al mandatario nacional.

MAL ACTUAR DE LA DIPUTADA REGALADO
Fuertes críticas ha recibido al interior del Congreso del Estado la diputada local, Gabriela Regalado Fuentes, ya que es una de las que legisladoras que más caso omiso hace a las medidas de prevención en salud dentro del Palacio Legislativo. Y es que la legisladora neolaredense casi siempre anda sin cubre-bocas, aparte que no le gusta andarse echando gel antibacterial, ni cumplir con otras normas de salud, preventivas para evitar el Covid-19. De hecho hasta se publicó una fotografía de la mencionada donde está sin cubre-bocas en pleno recinto legislativo, hablando con uno de sus compañeros, que para variar tampoco traía cubre-bocas. Mal por esta diputada, que dicho sea de paso no se le ha visto trabajo legislativo.

SOLIDARIOS
Cierto día escuché a mi mamá pedir sal a los vecinos, pero teníamos sal en la mesa.
Le pregunté, ¿por qué les pedía sal a los vecinos?
Ella me contestó: “Porque nuestros vecinos no tienen mucho dinero y muchas veces nos piden algo. De vez en cuando también les pido algo pequeño y económico, para que sientan que nosotros también los necesitamos. De esta forma se sentirán más a gusto y les será más fácil seguir pidiéndonos lo que necesiten y nosotros podamos compartir con ellos”.
Moraleja: Construyamos hijos empáticos, humildes, solidarios y bondadosos con los nuestros y con los vecinos.

EL VASO DE AGUA (EL OTRO VASO)
Durante una sesión grupal, un psicólogo tomo un vaso de agua y lo mostró a los demás. Mientras todos esperaban la típica reflexión de ‘¿este vaso está medio lleno o medio vacío?’, el psicólogo les preguntó: “¿Cuánto pesa este vaso?”
Las respuestas variaron entre los 200 y 250 gramos. Pero el psicólogo respondió:
“El peso total no es lo importante. Más bien, depende de cuánto tiempo lo sostenga. Si lo sostengo un minuto, no es problema. Si lo sostengo una hora, me dolerá el brazo. Si lo sostengo durante un día entero, mi brazo se entumecerá y se paralizará del dolor. El peso del vaso no cambia, siempre es el mismo. Pero cuanto más tiempo lo sostengo en mi mano, este se vuelve más pesado y difícil de soportar”.
Y continuó: “Las preocupaciones, los rencores, los resentimientos y los sentimientos de venganza son como el vaso de agua. Si piensas en ellos por un rato, no pasará nada. Si piensas en ellos todos los días, te comienzan a lastimar. Pero si piensas en ellos toda la semana, o incluso durante meses o años, acabarás sintiéndote paralizado e incapaz de hacer algo”.
Moraleja: ¡No olvides soltar el vaso! No permitas que el peso de las emociones negativas haga que tu vida se vuelva más difícil. Este peso solo te estará frenando de continuar con tu camino y ser feliz.

LAS GALLETAS
Una señora que debía viajar a una ciudad cercana llegó a la estación de tren, donde le informaron que este se retrasaría aproximadamente una hora. Molesta, la señora compró una revista, un paquete de galletas y una botella de agua. Busco una banca y se sentó a esperar.
Mientras ojeaba la revista, un joven se sentó a su lado y comenzó a leer el periódico. Sin decir una sola palabra, estiró la mano, tomó el paquete de galletas, lo abrió y comenzó a comer. La señora se molestó; no quería ser grosera pero tampoco permitiría que un extraño se comiera su comida. Así que, con un gesto exagerado, tomó el paquete, sacó una galleta y se la comió mirando al joven con enojo. El joven, tranquilo, respondió tomando otra galleta, y sonriéndole a la señora, se la comió. La señora no podía creerlo. Furiosa, tomó otra galleta, y con visibles muestras de enojo, se la comió mirándolo fijamente.
La actuación de miradas de fastidio y sonrisas continuó entre galleta y galleta. La señora estaba cada vez más irritada y el joven cada vez más sonriente. Finalmente, ella notó que solo quedaba una galleta. Con paciencia, el joven tomo la galleta y la partió en dos. Con un gesto amable, le dio la mitad a su compañera de almuerzo.
“¡Gracias!”, respondió, arrebatándole la galleta al joven.
Finalmente, el tren llegó a la estación. La señora se levantó furiosa y subió al vagón. Desde la ventana, vio que el joven continuaba sentado en el andén y pensó “Qué insolente y maleducado. ¡Qué será de nuestro mundo a cargo de esta generación tan grosera!”.
De pronto sintió mucha sed por el disgusto. Abrió su bolso para sacar la botella de agua y se quedó estupefacta cuando encontró allí su paquete de galletas intacto. Todo este tiempo, ¡el joven le estuvo compartiendo sus galletas! Apenada, la señora quiso regresar para pedirle disculpas, pero el tren ya había partido.
Moraleja: ¿Cuántas veces nuestros prejuicios y decisiones apresuradas nos hacen cometer errores y despreciar a los demás? Nuestra desconfianza hace que juzguemos a otras personas, catalogándolas en estereotipos o colocándolas dentro ideas preconcebidas y alejadas de la realidad. Por lo general, nos inquietamos por sucesos que no son reales y nos atormentamos con problemas que quizás nunca ocurran.

No hay publicaciones para mostrar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí