Dos mujeres, un camino

5235
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Por Guillermo Gutiérrez González

El pasado fin de semana, se presentaron en Tampico dos informes de actividades de dos mujeres protagonistas de la vida pública en nuestra ciudad y en el estado. Ambas son referentes de dinamismo y trabajo político dentro de Morena, de cercanía y familiaridad, una con el Gobernador de Tamaulipas y otra, con el presidente de México, pero sobretodo, son dos mujeres enfocadas en la lucha por la alcaldía de nuestro puerto jaibo en el 2024.

La primera en participar en este ejercicio de rendición de cuentas fue la regidora Mónica Villarreal Anaya, quien fue factor determinante en el trabajo de operación política realizado en nuestra ciudad, durante la campaña de su hermano, el actual Gobernador del estado.

Al evento asistieron una buena cantidad de invitados, militantes de Morena, algunos amigos y familiares, pero destacó la presencia de Américo Villarreal Santiago, coordinador estatal de la estructura de líderes y movilizadores sociales, denominada “Avanzada Tamaulipeca”, e hijo del actual mandatario estatal, con quien se decía, la regidora mantenía un distanciamiento y diferencias fuertes, por la designación de los nuevos funcionarios estatales en nuestra región sur.

La participación de Américo Villarreal Santiago en el evento de su tía, con la representación del Gobernador del estado, parece que disipa ese supuesto desencuentro que prevalecía entre ambos y con ello, la regidora Mónica Villarreal se enfoca en su objetivo de convertirse en la candidata de su partido a la presidencia municipal de Tampico.  Por lo visto no será fácil.

En el otro informe, el que rindió la legisladora local y presidenta del grupo parlamentario de Morena en la cámara de diputados de Tamaulipas, Úrsula Patricia Salazar, en el salón de un reconocido hotel de la ciudad, resultó todo un acontecimiento.

Hay que decirlo, el local fue abarrotado y la diputada mostró más musculo político y mayor movilización. Ahí se dieron cita los alcaldes de Altamira y Ciudad Madero, el Diputado Erasmo González, la Secretaria del Trabajo Olga Sosa, Américo Villarreal Santiago y la sorpresa fue que la representación y el mensaje del Gobernador el estado, estuvo a cargo de la regidora Mónica Villarreal Anaya.  

La sobrina del presidente de la republica también está dando la batalla por la candidatura de Morena a la Alcaldía de Tampico y demostró que sabe manejar su negocio, pero su asignatura pendiente está en el congreso. Sus aspiraciones pasarán por superar el reto de recuperar la mayoría en la cámara de diputados y brindarle mayor capacidad de maniobra al Gobernador de Tamaulipas, pero Mónica y Úrsula deben de tejer fino porque Olga Sosa no se ha descartado y vaya que es tomada en cuenta a la hora de enviar comunicados de prensa por parte del encargado de esa área en Tamaulipas, casi igualando al gobernador.

vientosdelsur@infinitummail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí