EL VALOR DE MANUEL

Los puntos sobre las...
Por Ángel Virgen Alvarado

1524

POR ANGEL VIRGEN ALVARADO

 

MANUEL demuestra ser responsable y valiente.

MANUEL CANALES BERMEA, es un agente aduanal y también es diputado local por el distrito 1 de Nuevo Laredo.

MANUEL, a través de un comunicado informó a la sociedad tamaulipeca que resultó positivo en una prueba de coronavirus.

“Acatando lo dispuesto para detectar posibles casos de COVID-19 entre diputadas, diputados y personal que labora en el Congreso de Tamaulipas, el pasado 23 de mayo me presenté ante la Jurisdicción Sanitaria número 5 de Nuevo Laredo para tomarme una prueba de laboratorio y detectar COVID 19.

Tras analizarse en el Laboratorio Estatal, la muestra dio positivo”.

Afirma que es asintomático. No tiene problemas para respirar ni tiene fiebre, ni tos.

MANUEL da la cara.

Asume su compromiso de aislarse.

Ah, que si tiene familia, si tiene. Esposa e hijos.

Pero se aislará para no contagiarlos.

Eso habla de su responsabilidad como ser humano y, al revelar su situación, su responsabilidad como diputado.

“Tomaré las medidas indicadas por la Secretaría de Salud del Estado y estaré en aislamiento domiciliario por los próximos 15 días, para después realizar otras pruebas indicadas por la instancia médica oficial.

En todo momento y con responsabilidad estaré informando mi estado clínico”.

Tras someterse a las pruebas para detectar posibles casos de COVID-19 entre Diputadas, Diputados y personal que labora en el Congreso del Estado, el Laboratorio Estatal dio a conocer que 24 de los 28 legisladores de las diferentes bancadas que se realizaron esta prueba fueron negativos.

Están a la espera de conocer el resultado de tres legisladores y uno, MANUEL CANALES, dio positivo.

En el Congreso, el personal técnico y administrativo, a quienes les han entregado sus resultados han dado negativo.

 

MI PECHO NO ES…

La cabecita blanca que de lunes a viernes aparece en la tele dando una conferencia mañanera, dijo ayer, que con respecto a la pandemia del coronavirus “ya vamos de salida”.

Vamos de salida. Si nadamás el lunes detectaron a casi 2, 500 personas contagiadas.

En México la suma de contagios ya rebasó los 72 mil casos y muertos, que se sabe murieron por el COVID-19, son ya más de 7 mil 700.

Y eso que en México no se hacen tantas pruebas de coronavirus porque si así fuera, cabecita blanca se fuera de espaldas.

Pero no, él dice que “ya estamos domando la pandemia”.

Me recuerda aquel hombre que quería matar a su esposa pero que no quedara huella.

Su compadre le dijo: “Para que muera por sí sola y que no quede huella de que tú la mataste, debes hacerle el amor al menos tres veces diarias durante tres meses.

“¿A poco si?”

“Si. Y no queda huellas”.

El hombre empezó la tarea.

Todos los días tres veces tenía sexo con su esposa.

La esposa… feliz. Él, se desmejoraba con el paso del tiempo.

Cuando faltaban 15 días para que se cumplieran los tres meses, el hombre ya de plano estaba como un guiñapo tenido en el sofá de la sala.

La esposa, con voz cantarina le dijo: “Amor, voy al mercado. Ahorita vengo”-

-“Oiga compadre, veo muy alegre a la comadre”-

“Si déjala. No sabe que en 15 días más se va a morir”.

“¡El que se va a morir eres tú! Mírate cómo estás” –le dijo el compadre.

Así cabecita blanca. “Ya vamos de salida” dice de la pandemia cuando cada día hay más contagiados.

Y en el PRI-Matamoros… ¿Qué les cuento?

El Ingeniero HÉCTOR SILVA SANTOS, que ahora funge como Presidente del Comité Municipal en Matamoros extendió nombramientos como dar volantes para el cine.

Al leer los nombres nos encontramos ¡Puro cartucho quemado!

ERIKA CAVAZOS, “Secretaria de Organización”.

Alejandro Carballo Martínez, Secretario de Operación Política.

Roberto Garza Galván, Secretario de Acción Electoral.

Conce M. Santillán Morales, Secretario de Comunicación Social.

Anto Tovas García, Delegado del CDE del PRI.

Que aparezcan los mismos nombres es clara evidencia de que ¡Ya no hay más priístas!

¡Puro cartucho quemado queda!

Por hoy, es todo.

P.D.- El E-mail…

Tomás, de ochenta años, estaba cavando en el jardín trasero de su casa.

Un vecino que le vio cavar, lleno de curiosidad, le preguntó:

-“¿Qué estás haciendo, Tomás?”

-“Voy a plantar cocoteros”, contestó el octogenario.

-“¿Esperas llegar a comer los cocos que den estos árboles?”, dijo con sorna su vecino.

-“Probablemente no, pero toda mi vida he comido cocos de árboles que no había plantado. Y esto hubiera sido imposible si otras personas no hubieran hecho antes lo que yo estoy haciendo ahora.

Sólo estoy pagando la deuda que tengo contraída con ellos.”

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here